CCOO alerta de que 390.000 trabajadores catalanes están en riesgo de pobreza

Un total de 391.400 trabajadores en Cataluña estuvieron en situación de riesgo de pobreza en 2017, con una tasa del 12,2 %, 0,8 puntos por encima de la registrada en 2013 (11,4 %), según los datos que recoge el cuarto informe sobre pobreza laboral de CCOO Cataluña.

"El trabajo ya no te saca de la pobreza. Hay personas trabajadoras que no ganan suficiente, lo que provoca una situación de incertidumbre", ha dicho en rueda de prensa el secretario de Trabajo y Economía de CCOO de Cataluña, Ricard Bellera.

Por sexos, el estudio indica que en 2017 la tasa de riesgo de pobreza en el trabajo se situó en los hombres en el 13,3 %, hasta las 219.900 personas, 1,8 puntos más que en 2013, y que 171.500 mujeres trabajadoras estaban en riesgo de pobreza, con una tasa del 11,1 %, un 0,1 menos que en 2013.

La responsable de Mercado de Trabajo y Políticas de Ocupación del sindicato, Romina Garcia, ha asegurado que "en los últimos diez años, el fenómeno de la precariedad no solo se ha extendido sino que se ha establecido como modelo laboral".

Garcia ha destacado que, en el segundo trimestre de 2018, 430.000 personas continuaban sin trabajo, un 47,6 % más respecto a 2008, y que la tasa de parcialidad involuntaria en Cataluña se situó en 2018 en el 49,1 %, con 230.000 personas que desearían trabajar a jornada completa.

Por otro lado, en los últimos diez años ha aumentado un 46,9 % el número de hogares catalanes sin ingresos de carácter laboral, hasta los 86.638, así como las personas que viven en hogares sin este tipo de ingresos en un 68,4 %, con 78.127 hombres y 94.240 mujeres.

La tasa de riesgo de pobreza y exclusión social (AROPE) de personas de entre 16 y 64 años en Cataluña se situó en el 24,2 % en 2017, 1,7 puntos menos que en 2013, alcanzando las 1.152.700 personas.

Según el informe, 209.506 personas se benefician de alguna prestación por paro en Cataluña, un 12,7 % menos que en el mismo periodo de 2008, aunque con variaciones en función de la prestación.

Así, Garcia ha destacado que entre 2008 y 2018 ha bajado el número de beneficiarios de las prestaciones contributivas un 38 %, con 68.723 perceptores menos, y que el gasto en este tipo de ayuda se ha reducido un 38,7 %.

En cambio, el subsidio de paro ha registrado un crecimiento, pasando de 56.415 beneficiarios a 77.681 en 2018, un 37,7 % más.

No obstante, en 2018, el 40 % de los desempleados catalanes no recibió ningún tipo de prestación, duplicándose el número de personas sin cobertura respecto a 2008.

Respecto al paro de larga duración, el sindicato ha señalado que Cataluña registró en el segundo trimestre de 2018 un total de 189.398 personas que llevaban más de un año en paro, y es Barcelona la provincia que engloba el 71,2 % del paro de larga duración en la autonomía catalana.

"El mercado está precarizado, castigado y es incapaz de generar ocupación de calidad", ha aseverado Garcia, y ha añadido que existe una "cronificación" del paro que afecta sobre todo a las personas mayores de 45 años.

Por su parte, el secretario de Trabajo de CCOO ha añadido que "la aparente salida de la crisis no ha cambiado el modelo de crecimiento, que es muy vulnerable y ha empeorado".

Bellera ha señalado la necesidad de fomentar la formación continuada, aumentar las prestaciones asistenciales y la cobertura del sistema de protección social, así como de destinar más inversión pública en cambiar el modelo productivo y de impulsar el Pacto Nacional para la Industria.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.