Ayuntamientos tardan más de tres meses en pagar a los autónomos, según ATA

Los ayuntamientos tardaron 95 días de media en pagar a sus proveedores en el primer semestre de 2018, frente a los 88 días del mismo periodo del año anterior, según los datos del Informe de Morosidad presentado hoy por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

De acuerdo con el informe, las corporaciones locales fueron las únicas que ampliaron el plazo medio de pago con los autónomos, en tanto que la administración central lo redujo en 13 días (de 68 a 55) y la autonómica lo hizo en 9 días (de 54 a 45).

Entre enero y mayo de 2018 el conjunto de las administraciones tardaron 70 días de media en estar al corriente de pago con los autónomos, solo un día menos que en el mismo periodo de 2017.

Si se desglosan los datos por municipios, Jaén (589 días) fue el que más tardó en pagar a sus proveedores, en tanto que Vigo (14 días) fue el que más agilizó los plazos de pago.

Por provincias, la mayor morosidad fue para la diputación de Cádiz, con una media de 114 días, frente a los 17 días de la diputación de Pontevedra.

Por comunidades, Cantabria con 73 días fue la que más tardó en estar al corriente de pago con los autónomos, en contraste con los 23 días de media del País Vasco.

Por otro lado, durante los seis primeros meses de 2018, todas las empresas privadas redujeron su morosidad o la mantuvieron, con lo que el periodo medio de pago se situó en los 70 días.

Las empresas afincadas en Navarra (62 días) fueron las que más agilizaron sus pagos con los autónomos, mientras que las rubricadas en Extremadura (78 días) fueron las más retrasadas.

Para el presidente de ATA, Lorenzo Amor, estos datos demuestran que "se siguen incumpliendo los periodos medios de pago con los autónomos, tanto en la administración pública, como desde las grandes empresas privadas".

Sobre el caso concreto de los ayuntamientos, Amor ha lamentado que es "insoportable que precisamente la administración más cercana sea la que más te castiga".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.