Trading

El Nasdaq y sus 10.000 puntos generan dudas sobre su recuperación en ‘V’

El Nasdaq roza los 10.000 puntos, nuevos máximos históricos, pero el mercado comienza a dudar si este selectivo será capaz de soportar la fulgurante recuperación en ‘V’

El Nasdaq avanza sin fisuras pese a la situación general de los mercados y la economía. Una situación anómala que pone en guardia al mercado

El Nasdaq y sus 10.000 puntos generan dudas en el mercado puesto que la potente recuperación en ‘V’ que registra el índice no atiende a motivos fundamentales y técnicos al carecer de una comparativa previa para darle una explicación a esta situación.

El ascenso anual de este selectivo de Wall Street es del 10% tras subir un 42% desde los mínimos anuales de marzo. Ahora, a las puertas de la barrera psicológica de los 10.000 enteros toca comprobar si es capaz de sustentar dicho nivel o aparecerán de nuevo las correcciones

“Esta situación no está soportada por los fundamentales, sino por un sentimiento desmedido de atracción hacia los mercados financieros”, apunta el analista de XTB Darío García.

Y es que, si se tiene en cuenta la situación de las compañías globales, o el empeoramiento de la economía mundial, cuesta entender la revalorización del índice tecnológico.

Sería por su composición donde se podrían entender las subidas, pues las tecnológicas son de las más beneficiadas de esta crisis: “Los inversores han pensado durante toda la pandemia que las tecnológicas no solo no van a verse perjudicadas por la crisis, sino que van a salir beneficiadas”, señala el analista de IG España Sergio Ávila.

Se necesita más

Aunque esa afirmación es una realidad que el mercado no cuestiona, para García es insuficiente y aporta un ejemplo que también ayudó al Nasdaq en su recuperación: “Es sabido que los últimos informes y encuestas realizados en los Estados Unidos muestran como muchos ciudadanos han invertido el cheque de ayuda del Gobierno”.

El analista de XTB vería en ello el origen de una recuperación de las cotizaciones que califica como “desmedida”, sin olvidar las inyecciones de liquidez por parte de la Reserva Federal que “han llenado de esteroides” el mercado.

Este analista no aprecia figuras técnicas de relevancia claras “más allá de los niveles de Fibonacci entre los máximos anuales del 19 de febrero y los mínimos del 23 de mazo”.

García insisten en unas rupturas de niveles que no son “totalmente contrarias” a la teoría y que, por tanto, podríamos esperar un primer retroceso al máximo anterior para confirmar la ruptura del nuevo soporte sobre los 9.767 puntos”.

Para Ávila tampoco “sería de extrañar” el ver algún tipo de corrección, “ya sea en rango lateral o una corrección más amplia”. Eso sí, asegura que es “evidente” que el Nasdaq es actualmente “el índice más fuerte del mercado y probablemente seguirá siendo así en el medio y largo plazo”.

Toca esperar

El director de Admiral Markets España, Juan Enrique Cadiñanos, opta por la prudencia y el compás de espera hasta que los precios se consoliden y se mantenga la situación a corto plazo, “pero será una tarea arduamente complicada”, apostilla.

La sobrecompra acumulada es importante y Cadiñanos observa como los volúmenes de contratación caen a medida que los precios suben. Esta situación, explica, puede ser “normal” en las acciones, pero no para los índices. Esto le hace estimar que “no hay mucho interés en consolidar los niveles a corto plazo”.

El dibujo perfecto de ‘V’

Desde los máximos de febrero a los mínimos de marzo, periodo que coincide con los momentos más duros de la crisis para los parqués mundiales, el Nasdaq perdió un 31,89%. Unas pérdidas que se sustentaron en el avance imparable del virus desde China hacia el resto del mundo.

Pero desde ahí se recuperó de la misma forma hasta subir un 42% y entrar en las ganancias del 10% actuales en el año. Así, recuerdan en IG Markets, las caídas se iniciaron en el 20 de febrero en los máximos de 9.733 puntos y, tras tres impulsos bajista, hizo suelo en los 6.642,7 enteros, “con el indicador del miedo y codicia de la CNN llegando a niveles de pánicos nunca visto”, añade Ávila.

Es desde punto cuando el rebote llegó hasta los 8.015,6 puntos, primera resistencia tras la corrección. Tras una pausa inició de nuevo las subidas hasta superar los máximos anteriores y se marcó el objetivo alcista en los 8.768,76 enteros

Tocó una corrección que se saldó después con un tercer impulso alcista hasta la zona de los 9.733,71 puntos, que ya superó.

Con la ruptura de resistencias y soportes toca ahora comprobar cómo se quedan situados. Para IG el primer soporte lo tiene en los 9.733,71 puntos, y los siguientes estarían en los 9.140,8 y en los 8.950 puntos. Por arriba, la única resistencia que tiene está en los 9.912,5 puntos y luego ya estaría en subida libre.

Vuelta a la normalidad

Hay consenso en la importancia de las compañías tecnológicas para el futuro y sus perspectivas positivas, aunque esto no implica que sigan proyectándose con la misma potencia que en la actualidad.

Este análisis lo comparte Cadiñanos al asegurar que la vuelta a la normalidad “dejará al sector tecnológico en una situación de crecimiento, pero no a la misma velocidad que la actual, por lo que es probable que los precios acudan a un nivel más razonable”.

Sin título
Gráfico semanal del Nasdaq

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.