Comprar en largo, vender en corto

Vender en corto suele ser una práctica arriesgada en trading. Algunos traders prefieren operar en largo

Vender en corto suele ser una práctica arriesgada en trading. Algunos traders prefieren operar en largo 

Los day traders compran títulos esperando que sus precios suban. A esto se le llama comprar en largo, o simplemente largo. Cuando un trader dice «estoy largo 100 títulos de AAPL» significa que ha comprado 100 acciones de Apple y que le gustaría venderlas más caras para generar cierto beneficio. Comprar en largo es bueno cuando se espera que el precio suba.  

Publicidad

Así lo relata Andrew Aziz en su libro Cómo vivir del day trading (Valor Editions).  

Lograr un beneficio a pesar de la caída del precio

Pero, ¿qué pasa si los precios van a la baja? En ese caso, puedes vender en corto y aun así lograr un beneficio. Los day traders pueden pedir prestadas acciones a su bróker y venderlas esperando que su precio baje y que puedan así comprarlas a un precio menor para lograr una ganancia.  

Según Aziz, a esto se le llama vender en corto, o simplemente corto. Cuando alguien dice «voy en corto en Apple», significa que ha vendido en corto acciones de Apple esperando que su precio baje.  

«Cuando el precio sigue bajando, debes 100 acciones a tu bróker (probablemente se refleje como –100 acciones en tu cuenta), esto significa que debes devolver 100 acciones de Apple a tu bróker. Tu bróker no quiere tu dinero, lo que desea es recuperar sus acciones» apunta este trader.  

Publicidad
Publicidad

Así que, si el precio ha bajado aún más, puedes comprar las acciones a un precio menor al que las vendiste y lograr un beneficio. Imagina que le pides a tu bróker 100 acciones de Apple y las vendes a 100 dólares cada una.

El precio de la acción de Apple baja entonces a 90 dólares, así que puedes comprar 100 acciones a ese precio y devolverlas a tu bróker. Habrá logrado una ganancia de 10 dólares por acción, lo que equivale a 1.000 dólares.  

¿Y si sube la acción?  

¿Qué pasa si el precio de la acción de Apple sube a 110 dólares? En este caso sigues obligado a comprar 100 acciones para devolverlas a tu bróker, ya que le debes títulos en vez de dinero. Por tanto, tendrás que comprar 100 acciones a 110 dólares y habrás perdido 1.000 dólares.

Los vendedores en corto se benefician cuando cae el precio del título que pidieron prestado para vender. Según Aziz, «vender en corto es importante porque los precios de las acciones con regularidad caen mucho más rápidamente de lo que suben.

El miedo es un sentimiento más poderoso que la codicia. Por ello, los vendedores en corto, cuando lo hacen bien, pueden lograr rendimientos asombrosos, mientras que otros traders entran en pánico y empiezan a vender sus títulos».  

Publicidad

Riesgos de invertir en corto

Sin embargo, como todo lo que muestra gran potencial en el mercado, el vender en corto tiene sus riesgos. Cuando compras acciones de una compañía a 5 dólares, el peor escenario es que la compañía quiebre y pierdas 5 dólares por acción.

Hay un límite para tu pérdida. Pero si vendes en corto acciones de una compañía a 5 dólares y su precio empieza a subir y subir en vez de bajar, entonces no habrá límite a lo que puedes llegar a perder.   

El precio puede subir a 10 dólares, 20 dólares o 100 dólares y aun así seguir sin un límite a lo que puedes perder. Tu bróker quiere que le devuelvas sus acciones. No solo puedes terminar perdiendo todo el dinero en tu cuenta, sino que tu bróker puede demandarte si no tienes suficientes fondos para cubrir tus ventas en corto.  

Una actividad legal  

Vender en corto es una actividad legal por varias buenas razones. Primero, proporciona a los mercados más información. Los vendedores en corto llevan a cabo investigaciones legítimas y en profundidad para descubrir hechos y fallas que soportan sus sospechas de que las compañías que han elegido están sobrevaloradas.

Si no hubiese vendedores en corto, el precio de las acciones podría aumentar indebidamente sin fin.  

Publicidad

Los vendedores en corto brindan un equilibrio al mercado y ayudan a ajustar los precios a un valor razonable. Sus acciones contribuyen a la salud del mercado.  

Si el precio va a bajar, podrías con justa razón preguntarte por qué te permite tu bróker vender en corto en lugar de vender los títulos ellos mismos antes de que caiga el precio.

La respuesta es que tu bróker prefiere conservar su posición larga. Vender en corto les da a los inversores (con posiciones en largo) que poseen los títulos la posibilidad de generar ingresos adicionales al prestar sus acciones a los vendedores en corto.  

A cambio de prestar sus acciones, los inversores a largo plazo cobran un interés. Pero si vendes en corto durante el mismo día, no hay que pagar.  

Publicidad

Vender en corto suele ser una práctica arriesgada en trading. Algunos traders prefieren operar en largo. Solo compran acciones esperando poder venderlas más caras.

«Yo no tengo preferencia alguna», afirma el autor de Cómo vivir del day trading. «Vendo en corto cuando pienso que el patrón está maduro y compro cuando creo que encaja con mi estrategia. Aclarado esto, debo decir que soy más cauteloso cuando vendo en corto». 

En portada
Publicidad
Noticias de