Renta variable

Wall Street hincha el globo

El avance de Wall Street causa estupor en las altas esferas políticas de Washington, donde las negociaciones por los estímulos siguen bloqueadas

Las mujeres gestoras de fondos lo hacen mejor que los hombres.

El S&P500 firmó este viernes se tercera semana consecutiva de ganancias y ya se revaloriza en lo que llevamos de año un 4,4%.

Ajena a los problemas entre demócratas  y republicanos para aprobar el quinto programa de estímulos fiscales, la Bolsa de Nueva York sigue hinchando peligrosamente el globo.

Muchos analistas creen que la corrección podría estar a la vuelta de la esquina. Es más, podría comenzar por las acciones tecnológicas, las grandes beneficiadas en la pandemia del coronavirus.

Estímulos necesarios

Pero algunos pesos pesados del parqué estadounidense se abonaron a la teoría del sentimiento contrario y lo ponen en duda.

Es el caso de Goldman Sachs, cuyos expertos vaticinaron que el S&P500 alcanzará los 3.600 puntos, en cuanto el mercado ponga en precios las perspectivas de crecimiento y los avances por la vacuna.

Pocos dudan de que los Estados Unidos necesitan los nuevos estímulos para acelerar la recuperación, tras el fuerte colapso del PIB provocado por el coronavirus.

Se encienden las alarmas

El acuerdo no llega pero la bolsa sigue sumando avances. Y es precisamente esta desconexión la que ha encendido las alarmas. En el propio parqué estadounidense pero también en el Capitolio.

Los gestores de fondos ya están viendo las orejas al lobo. Y más cuando las órdenes ejecutivas aprobadas por Trump para extender el seguro de paro o aplazar algunos impuestos, podrían dar una falsa sensación de seguridad.

¿Qué más leer?

La gran banca de Wall Street provisiona la cifra récord de 56.000 millones en el semestre

"Espero que la inacción de Washington. y el proceso en torno a las órdenes ejecutivas pesen en el mercado", dice Peter Tchir, jefe de estrategia macro de Academy Securities.

Estupor en Washington

Pero es en Washington donde el comportamiento del mercado está causando más estupor. Según informa Bloomberg, funcionarios de ambos bandos comparten en privado las mismas preocupaciones que los gestores más veteranos del mercado.

Un asistente demócrata de alto rango expresó su sorpresa por la falta de reacción del mercado, cuando se supo que fue imposible renovar las prestaciones mejoradas por desempleo.

Es como si Wall Street no reaccionara ante las malas noticias. Y ello genera inquietud en las esferas políticas del Capitolio, pues quita un punto de presión a los negociadores para alcanzar el consenso.

El peligro acecha

Que Wall Street apenas descuenta las malas noticias es un hecho cierto. Pero bien saben los gestores veteranos que el globo puede explotar en cualquier momento.

Este martes, cuando el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnel, dijo que las negociones estaban “un poco estancadas”, el S&P500 se hundió un 1%, aunque finalmente recuperó el terreno perdido.

¿Qué más leer?

La vacuna de Novavax puede estar lista a principios de 2021

sí las cosas, las negociaciones por el nuevo paquete de ayudas podrían extenderse hasta septiembre. Al menos mientras Wall Street no provoque sustos entre los políticos.

Por ahora, los datos maco muestran una mejora continua de la economía. Pero también es menos sólida desde el colapso del PIB en el último trimestre.  

Por eso, lo que sucedió el martes demuestra que los bajistas están con la escopeta cargada. Y en cualquier momento podrían estallar los fuegos artificiales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.