Renta variable

Cuál es el mayor riesgo en inversiones en 2020

Los posicionamientos de los inversores peligran todavía por la evolución del coronavirus

Cuál es el mayor riesgo en inversiones en 2020

Los mercados siguen instalados en la ola de optimismo que trajo el anuncio de Pfizer sobre la vacuna que está desarrollando. 

Pero las apuestas subieron cuando Moderna anunció que su vacuna superaba a la de Pfizer en efectividad, un 94,5% y con un transporte más fácil. 

Así, las bolsas siguen al alza ignorando los riesgos que todavía existen en lo que queda de 2020 y que puede afectar a 2021.

Así, el Ibex rozó este lunes los 8.000 puntos tras arrancar la semana con fuertes subidas gracias a los datos de Asia.

¿Cuál es el mayor riesgo en inversiones en 2020?

Se podría decir que no hay uno sólo. 2020 es un año excepcional y como tal los inversores deben estar preparado para hacer frente a riesgos que todavía persisten.

Joaquín Robles, analista de XTB, señala que el “mayor riesgo continúa siendo el control de la pandemia, aunque recientemente los inversores han recuperado el optimismo de la mano de los desarrollos farmacéuticos, todavía no ha empezado la distribución de la vacuna, por lo que en el corto plazo la economía seguirá sufriendo restricciones”.

Estados como Alemania se preparan para revisar los confinamientos aprobados, mientras que el Bundesbank señala en un informe que la economía alemana se contraerá o se paralizará en el cuarto trimestre como consecuencia de las medidas restrictivas tomadas por la canciller alemana Merkel.

La victoria de Biden no despeja el futuro de los Estados Unidos

A ello hay que descontar que la inmunización tardará en llegar, por lo que tanto las economías como las empresas continuarán desacelerando durante los próximos meses. 

 

A esto se suma otro factor que podría generar volatilidad es la transición presidencial en los EEUU, aunque la amplia victoria de Biden no debería generar dudas. 

Las negociaciones sobre el próximo paquete de estímulo sí que podrían impacientar a los mercados, ya que cuanto más se demore, menos efecto podría producir. 

De momento, habrá que esperar hasta principios de 2021 para que esto se aclare.

El Brexit sigue siendo un problema que genera riesgos

Robles recuerda que todavía hay otros factores que afectarán a las inversiones en 2020 y que siguen lejos de resolverse. 

El primero de ellos está relacionado con las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea. 

Las fechas límite nunca han sido arbitrarias: el 1 de enero de 2021 el Reino Unido dejará de estar vinculado a las estructuras comunitarias y pasará a comerciar con los Veintisiete según los aranceles y cuotas genéricos de la Organización Mundial de Comercio (OMC), a no ser que pacte antes un nuevo marco comercial.

La marcha británica supondrá su salida de una de las mayores redes comerciales del mundo, la de la UE, con 45 acuerdos comerciales en vigor que abarcan 77 países y que representan un tercio de su comercio exterior con terceros Estados, con un valor de 1,345 billones de euros en 2019.

 Por ejemplo, los acuerdos comerciales de la UE con Canadá y Japón han impulsado sobre todo el comercio en casi un 25% y un 6 %, respectivamente, desde su entrada en vigor, y, mientras que el Reino Unido sí ha logrado cerrar un acuerdo bilateral con el país asiático, aún no lo ha conseguido con el norteamericano.

El petróleo y las relaciones entre los Estados Unidos y China también a tener en cuenta

Finalmente hay dos factores de riesgo en las inversiones de este año. Uno es la relación entre los Estados Unidos y China, ya que fue la guerra comercial entre ambos países lo que puso entredicho la recuperación mundial antes de que el coroanvirus apareciera. 

Así, el Banco Central Europeo (BCE) constató en repetidas ocasiones que el crecimiento económico iba perdiendo empuje por estas injerencias.

La otra es la demanda de petróleo. Que sigue sin recuperarse. 

Así, la OPEP, la asociación que agrupa a los países productores espera una mayor de lo inicialmente calculado: una caída del 9%.

Los desafíos persistirán en 2021

Para 2021, Robles destaca que es muy probablemente seguiremos “con las mismas preocupaciones con las que finalizamos este año.” 

Aquí la clave será muy importante comprobar la velocidad de la recuperación económica, y si esta no se vuelve a ver interrumpida con nuevos confinamientos.  Esto podría torpedear la recuperación. 

En cambio, hay gran optimismo sobre las perspectivas económicas proyectadas para 2021, gracias a las vacunas.

Pero si se produjera cualquier factor negativo podría despertar las dudas sobre los inversores.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses