Renta variable

BME contradice al Gobierno y apuesta por las socimis

El gestor de la Bolsa española considera que es necesario poner en valor la capacidad de estas sociedades y que un incremento de impuestos supone una merma de competitividad frente a los pares internacionales

Jos Dijsselhof, presidente de BME y consejero delegado de SIX Group

El consejero delegado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Javier Hernani, realizó una mención especial sobre las socimis en el balance anual del mercado de valores español y enfatizó que estos vehículos son “los responsables de la recuperación del sector y receptores de la llegada de nuevos inversores”.

Hernani quiso destacar la capacidad de estos grupos de inversión en activos inmobiliarios para ayudar en la “recuperación económica del país”. Por ello, las calificó como “beneficiosas” e instó a su potenciación para el beneficio de los mercados de valores y las economías nacionales.

El mensaje del consejero delegado en el cierre de curso de BME se produce después de un año convulso para las socimis tras el objetivo de Podemos de introducir un gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos de estas sociedades.

La potencia del dividendo

Este impuesto de Sociedades, actualmente en el 0%, se trata para Pablo Iglesias de una “ventaja fiscal injusta”. En cambio, las socimis están obligadas a repartir dividendos del 80% de sus beneficios.

[realated:1]

Así, los datos de BME reflejan que en este año el volumen de retribución a sus accionistas ha sido de 35 millones de euros, mientras que estudian aumentar más aún el pago como fórmula para evitar el nuevo impuesto.

“Con un patrimonio inmobiliario tan importante es necesario tener la presencia de inversores profesionales en el sector y lo que funciona muy bien no hay que tocarlo. Cualquier cosa que cambie el contexto impositivo no sería una buena idea y más si nos resta competitividad con nuestros competidores”, sentenció el consejero delegado.

Y es que el sector teme que los inversores internacionales huyan en busca de una normativa estable, algo que también preocuparía a BME según se desprende de las palabras de Hernani al recalcar su capacidad de atracción de inversión.

La banca “en periodo de reflexión”

Otro de los temas tratados en el encuentro del gestor bursátil, que ha contado con la presencia de su nuevo presidente, Jos Dijsselhof llegado de SIX (el nuevo propietario de BME), ha sido la situación de los dividendos españoles.

Las cotizadas españolas cierran el año con un descenso del 47,72% en esta parcela, hasta los 14.256 millones de euros. Pese a ello, y según las cifras de BME, la bolsa nacional posee la mayor rentabilidad por dividendo del mundo.

Preguntado Hernani por la posibilidad de vuelta al ‘pay out’ de la banca, tras el dictamen del Banco Central Europeo, destacó la delicada situación del sector que se encuentra “en un periodo de reflexión”.

La fórmula del ‘scrip dividend’

Un “periodo de reflexión” que queda reflejado en el peso del sector dentro de la Bolsa donde las ‘utilities’ le han robado el protagonismo hasta colocarse con la mayor ponderación y capitalización de la Bolsa española, como el propio Hernani comentó en su presentación.

El consejero delegado quiso poner el ejemplo del ‘scrip dividend’ o dividendo en acciones como una estrategia del gusto de BME y que ha calado entre las cotizadas españolas para seguir ofreciendo a sus accionistas una fórmula de pago.

Pese al Covid-19, para BME, la bolsa española mantiene su atractivo de inversión gracias al dividendo, pero es consciente de la situación actual que puede restar atractivo por la caída de volumen en los pagos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?