Renta fija

El salvavidas del BCE abarata 5 puntos la prima de riesgo española

El Gobierno prevé una emisión de deuda récord de 299.138 millones, un 6% más que en 2020

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

El salvavidas lanzado por el BCE a los países de la UE en forma de financiación barata tras el estallido de la pandemia ha llevado a la prima de riesgo española a descender cinco puntos en los últimos 12 meses.

Este martes se situó en la apertura de los mercados en 61 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,027%.

Así se aleja de los 150 enteros que llegó a registrar en abril, durante la peor etapa de la pandemia.

En la última década, el mínimo registrado por la prima de riesgo española se produjo en 2010, cuando alcanzó los 55 puntos básicos. El máximo lo logró en 2012, al dispararse hasta los 638 puntos.

Según Alejandro Núñez, analista de XTB, a lo largo de 2021 la prima de riesgo española puede estrechar "ligeramente" el diferencial con respecto a la prima alemana, "pudiendo alcanzar los niveles de 55 puntos alcanzados en 2010".

BCE, el culpable

¿Qué más leer?

La deuda pública marca otro récord al alcanzar el 110% del PIB

“Los artífices de este descenso son los programas de compra de deuda soberana impulsados por el BCE y el respaldo que seguirá ofreciendo a los gobiernos hasta marzo de 2022”, señala Diego Morín, analista de mercados de IG.

El BCE anunció en diciembre que alargaría el programa de compra de deuda hasta marzo de 2022 y que lo aumentaría hasta los 1,85 billones de euros.

Con estas ampliaciones, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, trata de garantizar que los gobiernos no tengan que preocuparse durante este año ni en el comienzo de 2022 por los costes de financiación de su deuda.

Aumenta el apetito por la deuda española

¿Qué más leer?

El bono español a 10 años está muy cerca de entrar en terreno negativo

El respaldo del BCE ha abierto el apetito inversor por la deuda soberana española. Así, en diciembre del año pasado, el tesoro español colocó por primera en la historia deuda pública a diez años con tipos de interés negativos.

O lo que es lo mismo: cobró por financiarse. Vendió 921 millones en obligaciones a diez años con un interés marginal del -0,016%.

“Este interés por nuestra deuda viene también de los bancos y de los fondos de inversión de renta fija, que han apostado fuerte por ella, evitando así el proceso de austeridad que se vivió entre 2010 y 2012”, apunta Diego Morín.

Añade que muchos fondos y planes de pensiones “se ven obligados a comprar este tipo de deuda por la composición de sus carteras y las expectativas respecto a la inflación y los tipos de interés, por lo que la búsqueda de refugio también alimenta este fenómeno”.

El Gobierno se endeuda más

¿Qué más leer?

El BCE amplía y prolonga su bazuca contra la pandemia

El Tesoro Público vuelve a los mercados el 7 de enero con una subasta de bonos y obligaciones del Estado.

Según recogen los presupuestos generales del Estado, para este año el Gobierno prevé una emisión bruta récord de 299.138 millones de euros, un 6% más que el año pasado.

Además, el Tesoro realizará la primera emisión de un bono verde, que se prevé que sea sindicada y de entre 5.000 y 10.000 millones de euros, dependiendo del hambre inversora que presente el mercado.

Aunque la intención es alcanzar un nivel de liquidez de 20.000 millones a largo plazo con sucesivas reaperturas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses