El BCE decepciona: los inversores castigan a Italia, España y al euro

Las primas de riesgo de Italia, España y Grecia suben después de que el BCE confirme que refinanciará su deuda y comprará más bonos en el futuro. El euro cae medio punto

El Banco Central Europeo (BCE) presentó el miércoles nuevas medidas para moderar la caída de los mercados. Las turbulencias en el mercado de bonos avivaron el temor a una nueva crisis de la deuda en la periferia sur del bloque (España, Italia, Portugal y Grecia), pero pareció decepcionar a algunos inversores, que esperaban un paso más decisivo.

Los rendimientos de la deuda pública de los cuatro países más débiles ante los inversores va disparada desde que el BCE desveló el jueves pasado sus planes de subir las tipos de interés en julio y septiembre. Esa era la estrategia de Christine Lagarde para controlar una inflación dolorosamente alta, que corre el riesgo de afianzarse.

Publicidad

La liquidación se vio exacerbada por la ausencia de un plan concreto del BCE para limitar la subida de los costos de endeudamiento, lo que hizo temer que las autoridades de bancarias fueran demasiado complacientes con la situación de las Italia, España y Grecia en particular.

Ante la amenaza de que se repita la crisis de deuda, que estuvo a punto de hacer caer la moneda única hace una década, el BCE dijo que será flexible a la hora de reinvertir el efectivo que vence de su plan de apoyo a la pandemia por 1,7 billones de euros, que finalizó recientemente, y que considerará un nuevo instrumento que deberá ser ideado por sus técnicos.

"El Consejo de Gobierno decidió encargar a los comités pertinentes del Eurosistema, junto con los servicios del BCE, que aceleren la finalización del diseño de un nuevo instrumento antifragmentación para su consideración por el Consejo de Gobierno", declaró el BCE tras su reunión extraordinaria del miércoles.

Publicidad

El BCE llega tarde (otra vez)

Los inversores se mostraron poco satisfechos, ya que esperaban pasos más decisivos y más detalles.

El euro cayó cerca de medio punto frente al dólar tras la declaración del BCE, mientras que el rendimiento de los bonos italianos se disparó unos 7 puntos básicos.

Publicidad

El diferencial entre los bonos italianos y alemanes a 10 años, un indicador clave, se amplió a 239 puntos básicos desde los 224 anteriores al anuncio.

"Esto es lo que deberían haber dicho la semana pasada. Más vale una semana tarde que nunca", dijo Frederik Ducrozet, de Pictet Wealth Management. "Los detalles importarán mucho, pero ahora no veo cómo podrían no cumplir para la próxima reunión".

Los diferenciales italianos alcanzaron un máximo de unos 250 puntos básicos el martes, su nivel más alto desde principios de 2014, lo que aumenta la preocupación de que el alto nivel de deuda de Italia pueda llegar a ser insostenible.

Aunque no hay un nivel universalmente aceptado para este diferencial, Carlo Messina, presidente ejecutivo de Intesa, el mayor banco de Italia, dijo que los fundamentos económicos del país justificarían entre 100 y 150 puntos básicos.

Publicidad

Por su parte, el diferencial de los bonos españoles a 10 años se amplió a 128 puntos básicos tras el anuncio del BCE, frente a los 125 previos, mientras que en el caso de Grecia subió de 260 a 269 puntos básicos.

Un artículo de Balazs Koranyi, Francesco Canepa y Frank Siebelt; editado al español por Carlos Serrano.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de