Productos básicos

Hipotecas. El euríbor perfora mínimos con el apoyo del BCE

El indicador más utilizado cerrará septiembre en el -0,41% y será un balón de oxígeno a las familias en medio de la tormenta

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
La presidenta del BCE, Christine Lagarde

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cerrará septiembre pulverizando un nuevo mínimo. Así, la media mensual del índice se situará en el –0,412%.

Ya el euríbor rompió la barrera del -0,40% en tasa diaria desde principios de septiembre, pero no la media mensual hasta mediados. Además, en la última semana las caídas se acentuaron en tasa diaria hasta marcar un -0438% el pasado 22 de septiembre.

¿Qué más leer?

El euríbor rompe la barrera psicológica del -0,40% en su tasa mensual

No obstante, aunque el euríbor marque un nuevo mínimo, los hipotecados que revisen sus hipotecas con el dato de septiembre apenas notarán la rebaja del euríbor traducido en unos pocos euros, puesto que si se compara con el dato de septiembre de 2019, el dato de este mes apenas supone una décima menor que hace un año. 

Para una hipoteca media de 120.000 euros y un diferencial del 1% el ahorro podría ser de 6 euros al mes, 72 euros al año. 

Apoyo del BCE a la economía real

La crisis económica derivada de la pandemia está obligando al Banco Central Europeo (BCE) a adoptar medidas de apoyo económico.

Una de las principales ha sido la recarga de su bazuca en mayo con 400.000 millones de euros que se sumaba a los 750.000 millones de euros dotado en marzo, y lo que eleva la inyección de liquidez al sistema hasta los 1,3 billones de euros. 

El BCE mantendrá el euríbor anclado en mínimos para favorecer la recuperación 

Además, los analistas no descartan nuevas medidas en diciembre, con otros 500.000 millones de euros. 

Paralelamente, el BCE ofrece barras de liquidez a las entidades financieras, como las PELTRO y las TLTRO con condiciones muy favorables, a intereses del -1% y del 0,75%, con el fin último de que esa liquidez fuera un balón de oxígeno a empresas y familias con préstamos más baratos.

Y, por último, contiene el euríbor empujándolo a niveles récord que permite un balón de oxígeno a las familias, con el fin de que unas cuotas hipotecarias cómodas permitan un mayor consumo.

Por poner un ejemplo, las hipotecas más baratas, las que se firmaron durante el boom del ladrillo con diferenciales de entre el 0.18% y el 0,25% sobre euríbor llevan un año sin pagar intereses. 

El euríbor permanecerá años en negativo

El euríbor lleva ya cuatro años en negativo, desde febrero de 2016, anticipando que un mes más tarde el BCE situó los tipos de interés en el 0%. 

A partir de aquí, el indicador se mantuvo en negativo, incluso cuando en abril y mayo de este año como consecuencia de la pandemia, hubo tensiones en el interbancario, lo que elevó el euríbor al -0,081% en mayo.

Y es muy probable que se mantenga en negativo otros cuatro años más hasta 2024, puesto que la Reserva Federal señala que los tipos de interés se mantendrán en el 0% por lo menos hasta ese año.

¿Qué más leer?

La banca no encarecerá las hipotecas a pesar de un euríbor en negativo durante años

El BCE que no llegó a subir los tipos de interés, algo que estaba previsto para mediados de 2019, no tendría motivos suficientes para no seguir el paso del banco central americano, puesto que la economía europea todavía está en peor situación que la americana, y todo apunta a que los tipos de interés permanecerán en niveles históricamente bajos durante mucho tiempo.

De cumplirse las previsiones del BCE permanecería en negativo hasta 2023.

Aunque esto no quiere decir que seguirá en los niveles actuales de mínimos, si no que es posible que a medida que la economía se recupere comience un suave ascenso hasta el -0,15%.

La banca pone el foco en hipotecas a tipo fijo y en la subrogación

La caída del euríbor hace que la banca ponga el foco en la comercialización de hipotecas a tipo fijo y, especialmente, en la subrogación.

Así, el 47,5% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 52,5% a tipo fijo, puesto que ofrecen a las entidades financieras unos ingresos estables durante toda la vida de la hipoteca. 

La subrogación es el nuevo campo de batalla de la banca 

Pero donde están siendo mucho más ambiciosos para captar clientes es la subrogación. En julio, y de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, la subrogación se incrementó un 49,7% interanual.

Miquel Riera, experto de hipotecas de HelpMyCash, señala que “cada vez más bancos se ofrecen a captar hipotecas de otras entidades, pues es una buena vía para obtener ingresos y existe una demanda relativamente grande de clientes que están descontentos con sus condiciones y quieren mejorarlas”.

 Especialmente los que firmaron su hipoteca entre 2010 y 2015, cuando los intereses eran mucho más altos que ahora, cuyos diferenciales se acercaban más al 2% que al 1% actual. 

Así, Simone Colombelli, responsable de hipotecas de iAhorro, señala que “ahora es un buen momento para revisar el tipo de interés de nuestra hipoteca y comparar con el mercado actual para mejorar nuestras condiciones”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses