Viscofán y Cellnex: ¿conviene apostar por los 'nuevos Ibex'?

Los expertos ven más atractivo en Cellnex y en Viscofán que en OHL y Sacyr, aunque sólo sea por su mayor estabilidad. Pero tanto la compañía de telecos como la alimentaria se enfrentan a sus propios frenos, como operaciones corporativas en marcha o los niveles de valoración a los que cotizan. 

El_selectivo_Ibex-35_registra_la_mayor_subida_desde_junio_y_se_dispara_un_3,83_por_ciento_0

Desde ayer el selectivo español cuenta con dos constructoras menos: el comité asesor técnico del Ibex-35 decidió excluir del indicador tanto a OHL como a Sacyr, que pasarán al mercado continuo. A cambio, se reincorporó un viejo conocido del selectivo, Viscofán, y entró también Cellnex, el 'spin-off' de Abertis, cuyo negocio principal consiste en la explotación de torres de telecomunicaciones. Un primer resultado de estos cambios, como apunta Mario Lafuente, de Atl Capital, es que el selectivo gana en diversificación sectorial. El segundo efecto que apunta Nicolás López, de MG Valores, es que se reduce la volatilidad del índice, porque salen dos valores muy inestables (tanto Sacyr como OHL han sufrido grandes oscilaciones, sobre todo a la baja) y entran en el indicador compañías más estables y con expectativas de crecimiento. Aunque las cuatro empresas son bastante pequeñas. 

¿Cómo debe afrontar el inversor estos cambios? En principio, como señala Rafael Fernández de Heredia, de Beka Finance, los fondos indiciados, los que replican el comportamiento del índice, deshacen posiciones en los valores que son excluidos del indicador, lo que provoca fuertes caídas en ellos, tal y como vimos, por ejemplo, el viernes, 10 de junio, el día después de conocerse los cambios que se aplicarían. En cambio, estos mismos productos suelen comprar los valores que se incorporan al índice, lo que debería impulsarles al alza. Este último fenómeno, de momento, no ha sucedido. Posiblemente porque ha coincidido con sesiones muy bajistas en la renta variable. Pero también, quizás, por cuestiones relacionadas con los propios valores: Viscofán ha llegado a precios que los expertos consideran ya razonables, mientras que Cellnex está pendiente de la operación corporativa que ha planteado en Italia, así como del próximo debut bursátil de Telxius, filial de Telefónica. 

La ecuación para ganar dinero estaría, pues, clara. Pero, según apunta Lafuente, no es aconsejable invertir en una compañía teniendo como criterio su pertenencia a uno o a otro índice: para tomar decisiones de inversión, hay que tener en cuenta únicamente la calidad de las propias compañías. ¿Merecen la pena, pues, OHL y Sacyr, pese a que ya vayan a abandonar el Ibex-35?, ¿es aconsejable entrar en estas empresas aprovechando el recorte que ya acumulan? Lafuente contesta que de momento se mantendría al margen, debido al elevado nivel de endeudamiento que aún tienen. En caso de querer incorporarlas a la cartera, ante la posibilidad de que una reducción de su deuda dispare sus cotizaciones, sólo aconsejaría una exposición pequeña. Las dos acumulan, además, problemas de cobro en los mercados en los que se han adjudicado obras. Rafael Fernández de Heredia distingue entre OHL y Sacyr. En la primera se muestra más cauto, porque, aunque reconoce que está barata, le preocupan cuestiones de sus cuentas como el capital circulante. En cambio, sí tiene con recomendación de compra a Sacyr, debido a que su situación ha mejorado gracias al repunte de las acciones de su participada Repsol, lo que ayuda a descartar que tenga que poner más garantías al préstamo ligado al crédito con el que pagó las acciones de la petrolera. Ángel Pérez, de Renta 4, en cambio, sí apuesta por OHL: la ampliación de capital que acometió el año pasado, así como los cambios realizados en su plan estratégico para reducir el peso de grandes proyectos y así no concentrar el riesgo, unidos a un nuevo plan de incentivos a directivos que no sólo tiene en cuenta el logro de contratos, sino su cobro, deben ir contribuyendo a mejorar las cuentas de la empresa con vistas a los próximos trimestres. En Renta 4, como señala Carolina Morcos, son más positivos con Sacyr, compañía a la que ven catalizadores positivos por delante que pueden ayudar a su cotización. 

Cellnex y Viscofán: ¿mejores opciones?

A Mario Lafuente le gustan más las empresas que entran en el Ibex-35 que las que salen, porque son más estables: «El de Viscofán (fabrica envolturas para la industria cárnica) es un negocio de mucha calidad y además no tiene competidores. El inconveniente es que cotiza a múltiplos exigentes». De la misma opinión es César Sánchez-Grande, de Ahorro Corporación: «A estos niveles, está en precio. El grueso del nuevo plan estratégico está ya recogido en su cotización actual. Podría ayudarle una apreciación del dólar, pero en estas circunstancias no es muy esperable. Ahora tenemos recomendación de 'mantener' y situamos su precio objetivo en los 48 euros». Morcos es más positiva, le ve más potencial: hasta los 57,5 euros por acción. «Crece, no defrauda en resultados, va a continuar creciendo debido al avance del consumo de carne en los mercados en los que está presente y tiene una saneada posición financiera», argumenta Morcos. Además, le puede favorecer la mejora de la situación en América Latina. Pero esta experta reconoce que le puede pesar el buen comportamiento que acumula y aunque su incorporación en el Ibex-35 le puede ayudar, igual no es suficiente para compensar. 

Aunque a Lafuente le gusta Cellnex, reconoce que esta empresa, si consigue hacer lo que quiere, si continúa realizando adquisiciones, puede acumular un elevado apalancamiento, aunque la recurrencia de su negocio seguramente se lo va a permitir. Andrés Bolumburu, analista del Sabadell, le da un precio objetivo de 20,9 euros por acción. Argumenta que le favorece la tendencia a la consolidación que existe en el sector y su buena situación para abordarla, debido a su 'know how' y a su independencia respecto a cualquier grupo de 'telecos'. Aunque quizás haya que tener un poco de paciencia con esta empresa: Ángel Pérez cree que le frena la operación pendiente en Italia, así como la próxima salida a Bolsa de un competidor: Telxius.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.