Sindicato luso pide nacionalizar Novo Banco y no entregarlo a banca española

El líder del principal sindicato de Portugal, Arménio Carlos, apostó hoy por nacionalizar el Novo Banco, escisión saneada del colapsado Banco Espírito Santo (BES), en vez de entregarlo "en bandeja de oro a la banca española".

"Entre entregar el banco en bandeja de oro a la banca española o aprovechar lo que está para rentabilizarlo y dar respuestas a las necesidades del país, yo creo que no tengo dudas. Hay que quedarse con el banco y ponerlo al servicio del pueblo", manifestó Carlos en el congreso de la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, de tendencia comunista), que se celebra cerca de Lisboa.

El debate sobre la conveniencia de nacionalizar el Novo Banco, que tuvo pérdidas de casi 1.000 millones en 2015, lo inició la izquierda radical, que ha pedido al gobernante Partido Socialista (PS) portugués que se lo plantee seriamente.

El Novo Banco, la tercera mayor entidad financiera del país reflotada con créditos públicos y de la banca portuguesa, se creó después de la quiebra del BES en agosto del 2014 y se encuentra en proceso de venta, en el que la prensa lusa apunta al interés de bancos españoles, entre ellos los españoles Santander y Caixabank.

La entidad acaba de anunciar una polémica reducción de su plantilla en hasta el 7 % (500 empleados) debido a las exigencias de reestructuración de la Comisión Europea (CE).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.