Remontada en los últimos cambios: el Ibex-35 cierra plano y salva los 9.700

El desplome del 0,96% de Telefónica impedía al selectivo nacional sumarse al rebote. El petróleo respira, lo que da alas para subir a ArcelorMittal y Repsol.

bolsa

Sin novedades en el frente del duelo comercial, los inversores aprovecharon un mensaje acomodaticio del presidente de la Fed, Jerome Powell, para decantarse por las tímidas subidas. Al selectivo nacional le costó sumarse al rebote de las Bolsas europeas, lastrado por las ventas en el sector de las telecos por los malos resultados de la noruega Telenor, que arrastraron también a Telefónica (-0,96%), uno de los pesos pesados del índice. Pero un acelerón en las últimas horas de la sesión permitieron al Ibex-35 cerrar con una testimonial subida del 0,03%, en los 9.719,40 puntos. 

Pesó a la baja también el sector financiero. Preocupa el efecto de un escenario de tipos cero en sus cuentas de resultados, y las casas de analistas comienzan a alertar de ello. El último ha sido Credit Suisse, quien ha rebajado sus precios objetivo para CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell. La corrección ha sido extendida en el sector. El 0,97% que se ha dejado BBVA ha sido el principal lastre del Ibex-35, como también lo ha sido Banco Santander (-0,46%). 

Al alza han apoyado Inditex ( 0,65%), Amadeus ( 0,94%) e IAG ( 1,55%).

En el resto de Europa las subidas han sido mayores. Un 0,80% ha subido el Dax alemán, seguido del 0,71% arriba del FTSE MIB italiano y el 0,24% del Cac francés. 

Las Bolsas lograron recomponerse de un arranque a la baja, desencadenada en parte por la nube de incertidumbre que sube la guerra comercial entre China y Estados Unidos, pero también por las decepcionantes cifras de negocio de la plataforma americana Netflix. La tecnológica se desplomó más de un 10% tras el cierre de mercado, lo que desató el miedo a una ralentización estructural en las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), cinco valores que han sido el motor de las Bolsas americanas en lo que va de 2018. 

Pero el mercado encontró motivo para las alzas en las palabras de Powell, quien compareció hoy en el Congreso de EE.UU. Afirmó que la Fed seguirá subiendo los tipos "por ahora", con lo que los inversores leyeron en su mensaje que habría espacio para ralentizar la normalización monetaria en el caso de que fuese necesario. 

Estable se mantuvo también el petróleo. Tras varias sesiones de infarto, el barril de Brent, el de referencia en Europa, se movió casi plano, en el entorno de los 72 dólares la unidad. La tranquilidad en las materias primas es lo que ha permitido a valores relacionados a rebotar. ArcelorMittal ( 2,27%) fue el más alcista de la jornada, mientras Repsol recuperó un 0,12% tras llegar a perder los 17 euros por acción. La excepción fue Técnicas Reunidas, que recortó un 0,99%

Los inversores han entrado con fuerza en deuda de gobierno de países periféricos, con especial interés en el bono italiano a 10 años. La rentabilidad del bono español a ese plazo cae al 1,246% y la prima de riesgo se estrechó mínimamente a los 91 puntos básicos. 

En otras noticias, Enagás abrió la temporada de resultados en España con un crecimiento de su beneficio en el primer semestre del 1%, lo que se tradujo en una tímida subida del 0,25%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.