Moody's ve con buenos ojos el acuerdo de gobierno en Alemania

La agencia de calificación crediticia destaca la relativa rapidez en el acuerdo entre fuerzas para valorar positivamente el futuro de la coalición en Alemania

El socialdemócrata Olaf Scholz será el sucesor de Angela Merkel al frente de Alemania tras haber llegado un acuerdo con el partido de los verdes y los liberales, y la agencia de calificación de crédito Moody's ha dado su beneplácito a la formación de "este tripartito del semáforo" en su último informe.

El anuncio de que Scholz había llegado un acuerdo para tomar las riendas del Bundestag y ser nombrado canciller alemán llegó el 24 de noviembre, exactamente 59 días después de unas elecciones que dejaron al partido conservador de Merkel con su peor resultado desde la posguerra, sin duda penalizado por la renuncia de la dama de hierro de la eurozona a volver a presentarse a las urnas.

Publicidad

Se espera que la investidura de Scholz ocurra durante las primeras semanas de diciembre, una vez todos los partidos hayan presentado el acuerdo ante su militancia en conferencias que acaban el 5 de diciembre, y desde Moody's valoran la rápida formación de este gobierno como una noticia "positiva".

"El anuncio es positivo en términos crediticios porque asegura que Alemania tendrá un gobierno estable preparado para hacer frente a desafíos políticos vitales como un escenario del coronavirus que se está deteriorando rápidamente, así como a retos a largo plazo tales como el cambio climático, la digitalización, y los problemas demográficos", reza el informe de la agencia.

La importancia de no airear públicamente las desavenencias

La lectura de Moody's sobre el futuro equilibrio de fuerzas en la coalición alemana destaca que el anuncio de la misma "llegó mucho antes que los acuerdos realizados tras las elecciones de 2013 y 2017", lo que para la agencia es una buena señal de estabilidad a pesar de las significativas diferencias políticas de cada partido en sus manifiestos electorales.

Tras las elecciones de 2017, los 59 días de conversaciones que han consumido los tres partidos en ponerse de acuerdo prácticamente se triplicaron al alargarse en el tiempo durante cinco meses, margen en el que Merkel no logró convencer a liberales y verdes, optando finalmente por una "gran coalición" que juntó a su partido con el socialdemócrata.

Publicidad
Publicidad

Ahora, en cambio, "incluso antes del anuncio del 24 de noviembre, los tres partidos habían propuesto y aprobado nuevas leyes para hacer frente a la pandemia en el parlamento recientemente electo", recalca el informe.

La coalición del semáforo recibe su nombre de los colores de los tres partidos políticos que la conforman, y es el primer gobierno de tripartito a nivel federal en Alemania desde la década de los años 50, subraya Moody's.

La agencia, apunta, además, a los principales focos de armonía entre las formaciones, expresadas en su programa conjunto llamado "Atreviéndose a un mayor progreso: un acuerdo sobre la libertad, la justicia y la sostenibilidad".

La agenda que marcará el desempeño del pacto alemán

Al margen de la evidente necesidad de hacer frente al repunte de casos de coronavirus en un país que no destaca por su tasa de vacunación, Moody's señala que el desempeño del gobierno alemán se medirá sobre la base de su esfuerzo en la digitalización, sus políticas sociales, climáticas y fiscales, y su papel dentro de la eurozona.

La agencia enfatiza que el acuerdo de la coalición propone metas más ambiciosas en la descarbonización del país, "principalmente manteniendo el precio del carbón por encima de los 60 euros por tonelada", y transformando el actual Fondo de Energía y Clima en un Fondo de Transformación y Clima que recibirá una mayor inversión en el presupuesto de 2021.

Publicidad

El tripartito también impulsará la transformación económica a través de la innovación y la electrificación, con la intención de "tener 15 millones de coches eléctricos en 2030 y apoyar la producción de baterías", lo que acelerará la aprobación de licencias y llevará a reformas necesarias para atraer a mano de obra cualificada desde otros países.

En materia fiscal y de deuda, Moody's avisa de los planes del gobierno de aumentar su uso de bonos verdes pese a su intención de frenar el incremento de la deuda, y enfatiza que las inversiones anunciadas en la sostenibilidad y digitalización del país no contemplan subidas de impuestos para costear los gastos, sino los incentivos sobre las propias inversiones.

Un último punto sobre el que pone el foco la agencia de crédito es el fuerte compromiso de la coalición con la Unión Europea, al exponer el compromiso de los tres partidos a completar la unión bancaria de la eurozona, incluyendo el seguro de depósitos europeos.

Moody's, por tanto, considera que el pacto es "estable y eficiente", pero asegura que debe ser asegura que el pacto debe ser más transparente y sencillo si quiere asegurar su buen funcionamiento.

Publicidad
En portada

Noticias de