Londres cierra a su nivel más alto en once meses tras el repunte inmobiliario

La Bolsa de Londres cerró hoy en su nivel más alto en once meses, cerca de los 1.700 puntos, tras el destacado repunte de los títulos inmobiliarios, que la semana pasada se desplomaron por la inquietud en torno al "brexit".

El índice principal londinense, FTSE-100, subió un 1,40 %, 92,22 puntos hasta los 6.682,86 enteros, en una jornada en la que la libra esterlina se apreció tras confirmarse que Theresa May, partidaria de la permanencia en la UE en el pasado referéndum, será la nueva líder del Partido Conservador y primera ministra.

La recuperación del parqué londinense se debió al auge de las mineras, impulsadas por las predicciones de que este será un buen año para las materias primas, y a la apreciación de las empresas de construcción y de inversión inmobiliaria.

Estas compañías se devaluaron la semana pasada después de que varias gestoras de fondos, como Henderson Global Investors, Canada Life o Aviva, bloquearan la cotización de sus títulos inmobiliarios a raíz de la demanda masiva de amortizaciones por parte de clientes preocupados por los efectos del "brexit".

Posteriormente, el banco UBS sugirió que la venta de valores inmobiliarios en la Bolsa de Londres había sido exagerada, lo que hizo que empresas como Persimmon y Travis Perkins volvieran a subir y se situaran hoy entre los principales ganadores.

En el FTSE-100, la constructora Travis Perkins subió un 7,81 %, Barratt Developmenst se apreció un 7,72 %, y Persimmon, un 7,11 %.

Entre las mineras, Anglo American ascendió un 8,58 % %, Fresnillo ganaba un 6,10 % y Glencore, un 6,28 %.

Perdieron terreno, entre otros, la aeronáutica Rolls-Royce Holding, que bajó un 1,50 %, y la farmacéutica AstraZeneca, que descendió un 0,39 %,

La libra esterlina se apreció después de que Andrea Leadsom, que defendió el "brexit" en el referéndum sobre la UE, retirara hoy su candidatura en las elecciones internas del Partido Conservador por el doble cargo de líder de la formación y primera ministra.

La libra se negoció a 1,298 dólares, un avance del 0,22 %, y a 1,175 euros, un 0,31 % más.

La divisa británica podría no obstante regresar a la senda bajista por las conjeturas de que el jueves el Banco de Inglaterra anunciará un recorte de los tipos de interés, que desde 2009 están en el mínimo histórico del 0,5 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.