Las eléctricas se movilizan ante la cumbre de la UE

Los CEO del sector eléctrico europeo temen que otros países adopten las “medidas miopes” de Sánchez

Uno de los puntos del orden del día del Consejo Europeo que se celebrará el 21 y el 22 de octubre es la subida de los precios energéticos. Los líderes de la UE estudiarán las medidas que se pueden adoptar a nivel nacional y europeo para frenar el incremento de los precios. 

Pero las aguas llegan revueltas cuando se aborde este punto, después de la decisión del Gobierno Sánchez de intervenir el beneficio de las eléctricas, aunque ahora intente suavizar esta medida. 

A escasos días de la celebración del Consejo Europeo, los consejeros delegados de las principales eléctricas europeas se han movilizado para evitar que el resto de países de la UE caigan en la tentación de imitar a Sánchez y adopten medidas similares para poner fin al alza de los precios. 

r

Pérdida de confianza 

Los CEO de más de 15 eléctricas han elaborado una carta que han empezado a enviar a los Gobiernos europeos advirtiéndoles del error de poner en marcha “medidas miopes” como las de España que pueden “socavar la confianza del mercado y descarrilar la transición energética”. 

Es más, el coordinador de esta misiva, el secretario general de Eurelectric, Kristian Ruby, pide además a Bruselas que deje claro que medidas como las de España son contrarias a las leyes de la UE. 

Aunque la mayoría de los países europeos han puesto en marcha diferentes planes para frenar la subida de la factura de la luz, ninguno se ha atrevido a dar el paso de intervenir los beneficios de las compañías del sector, como en España. Si todos los gobiernos siguieran este camino, la transición verde fracasaría, según los CEO de las eléctricas. 

Publicidad
Publicidad

Las compras conjuntas de gas 

No parece que en este Consejo Europeo, Sánchez presuma de su política intervencionista como solución al problema, dado que los precios no paran de subir. 

El presidente del Gobierno español insistirá en las compras conjuntas de gas, en poner freno a la especulación en los mercados de emisión de CO2 y en revisar el sistema de formación de precios en el mercado eléctrico europeo. 

Pero Bruselas ya enfrió hace unos días su propuesta. No parece que disponga de mucho margen para lanzar un plan conjunto. No es lo mismo comprar vacunas que gas. Los intereses y las estrategias de los países son diferentes en este mercado. 

Por eso no se esperan sorpresas en este Consejo Europeo. Lo más probable que es las medidas que se barajen en la cumbre sean más de lo mismo: reducción de impuestos, protección de las familias más vulnerables y mayor apuesta por las energías renovables.  

No parece que sea suficiente. Si no sacan adelante otro tipo de iniciativas, los precios seguirán subiendo. 

Publicidad
En portada

Noticias de