Eléctricas y bancos sacan músculo tras la rebaja del impuesto del Gobierno

Eléctricas y bancos lideran los avances del IBEX 35 al rebajar el Gobierno el impuesto especial

De señaladas a triunfadoras. Así cerraron la semana las eléctricas y también las entidades financieras, por un efecto contagio. Tras recortar el Gobierno el impuesto especial a las eléctricas, estos valores tiraron con fuerza de la bolsa española.

También los bancos, porque el mercado ya descuenta que el Ejecutivo que esta rebaja se extenderá también a las entidades financieras.

Publicidad

Endesa es la compañía que se va a ver más beneficiada por la suavización del impuesto que el Gobierno pondrá en marcha para gravar los beneficios caídos del cielo de las empresas eléctricas. 

En concreto, la modificación de la tasa que baraja el Gobierno supondrá que el impacto en las cuentas de Endesa podría verse recortado a la mitad, según los cálculos de los analistas de Bankinter. 

“De un impacto inicial de cerca de 800 millones de euros para Endesa, el impuesto podría verse reducido a algo menos de la mitad. Esta reducción representa un 2,2 por ciento de la capitalización bursátil de Endesa, que actualmente se sitúa en unos 19.250 millones de euros”, escribe Aránzazu Bueno, analista de la entidad. 

Iberdrola, la segunda eléctrica más beneficiada por los cambios que plantea el Ejecutivo 

La segunda compañía que más se beneficiará supuestamente de la modificación de este impuesto sería, según los cálculos de Bueno, Iberdrola (precisamente, una empresa que ha sido muy beligerante con este impuesto). 

En concreto, la reducción de la cuantía podría ser similar en el caso de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán pero, dado que su capitalización bursátil es mucho mayor (66.780 millones de euros), el impacto en la eléctrica sería menor (del 0,6 por ciento). 

Publicidad
Publicidad

A nivel global, la suavización del impuesto supondrá que el Gobierno ingresará la mitad de lo que tenía previsto por esta tasa, desde los 4.000 millones de euros que esperaba obtener en dos años (unos 2.000 euros por ejercicio), hasta el millar anuales que se estima que logrará recaudar con la modificación de esta figura impositiva a los grandes grupos energéticos. 

Se reducen los ingresos de las eléctricas sujetos al nuevo gravamen del Gobierno 

Básicamente, esta caída de la recaudación esperada se produce porque se han reducido los ingresos que se pretendían gravar. 

Inicialmente, el Ejecutivo buscaba gravar todos los ingresos de las compañías energéticas con un tipo del 1,2 por ciento, independientemente de dónde se obtuvieran o con qué tipo de negocios.  

La modificación de la ley se produce al introducir las enmiendas de otros grupos parlamentarios 

Si bien, al aceptar algunas de las enmiendas de otros grupos parlamentarios, el impuesto se verá modificado y reducido.  

“En la nueva propuesta quedarán fuera de la aplicación de la tasa los ingresos procedentes de filiales en el exterior, los procedentes de negocios regulados (redes de transporte y distribución tanto de gas como de electricidad) y los ingresos procedentes de la tarifa regulada (PVPC de electricidad y TUR de gas)”, detalla Aránzazu Bueno.  

Publicidad

Asimismo, también quedarán exentos del gravamen los ingresos de las renovables con retribución regulada (bajo la fórmula del Recore); así como los ingresos de las petroleras procedentes del impuesto de hidrocarburos.  

Aun así, Aránzazu Bueno explica que la modificación del impuesto beneficiará más a las eléctricas que a las petroleras.  

Impacto muy positivo

"Noticia positiva no tanto por el impacto cuantitativo (impacto por debajo del 1 por ciento en capitalización) sino por la decisión de suavizar finalmente el impuesto al sector y alinearse con las directrices marcadas por Bruselas y demandadas por las compañías eléctricas, quienes habían amenazado con ir a los tribunales y poner en riesgo inversiones en España", apuntaban por su parte los analistas de Sabadell. 

Por su parte, los cálculos de impacto de Sabadell son algo distintos a los de Bankinter.

Publicidad

En concreto, Sabadell calcula que el importe se situaría en unos 200 millones de euros para Iberdrola y Endesa; mientras que en el caso de Naturgy se reduciría hasta los 170 millones de euros y en el de Acciona Energía se quedaría en los 50 millones. 

La nueva propuesta del Gobierno respecto al impuesto de los beneficios caídos del cielo deberá aprobarse en el Parlamento el próximo jueves 24 de noviembre. 

En portada

Noticias de