La maldición bajista de los años terminados en 7

Tal y como está yendo el verano, con los índices de Occidente renqueantes, laterales, o bajistas; se disparan las especulaciones[…]

Tal y como está yendo el verano, con los índices de Occidente renqueantes, laterales, o bajistas; se disparan las especulaciones pitonisas de reversiones a la media, y de lo que pasa en el mercado bursátil los años que terminan en 7.

Los gráficos a continuación que nos han hecho llegar @Fabala y @finanzasmania por Twitter sobre La maldición bursátil del 7, y que incluso algún gestor muestra para contrastar su posición bajista frente al mercado, de momento parecen dar la razón a este efecto paradójico-estadístico-aleatorio.

Los acontecimientos político-geográficos a favor de la maldición del 7

Parece que tanto Corea de Norte lanzando misiles cruzando Japón, como un dólar débil que ha hecho llevar la relación €/$ por encima del 1,20, está sentando muy mal al mercado. Así pues, basta que un misil sea lanzado al mar, para que la bolsa japonesa se vaya a mínimos y el mercado caiga unos cuantos puntos porcentuales, porque como todo el mundo sabe:

Si se lanza un misil, de manera automática la gente dejará de comprar lo que pensaba, nadie encenderá las luces de casa, dejarán todos el coche en casa y las autopistas estarán vacías, y por supuesto si hay que comprar medicinas y viajar por trabajo, esto de forma espontánea dejará de hacerse de un día para otro. En fin...la de cosas que se pueden leer y escribir para justificar los mercados, antes me ponía nervioso de escuchar tanto amarillismo, ahora simplemente me hace gracia. Si no fuera por estas cosas, tampoco existiría la inversión activa, y no se podrían encontrar precios razonables en algún momento de mercado. Este verano me he vuelto a releer el libro de Daniel K. "Pensar rápido, pensar despacio", y cuánta razón tiene la verdad, recomiendo su lectura. Al menos en algunos capítulos.

Publicidad
Publicidad

Las cosas de todos los años

No sé ustedes, pero desde que sigo el mercado, por buen año bursátil que haya, este jamás ha dejado de tener bajadas desde máximos que superase el doble dígito. El año pasado bastó el día del Brexit para que así fuera. Eso no quita de que este año vuelva a cumplirse la maldición del año 7 a partir del verano, (a mi en realidad me da más miedo lo terminado en 2008), teniendo en cuenta que eso pasa cada 10 años, no deja de ser "algo cíclico-curioso". 

La Divisa y materias primas

Publicidad

Para colmo, el Euro sube con fuerza, y desde el viejo continente se suman las pérdidas de las carteras en dólar que no estén cubiertas en divisa. En este caso, tenemos que pensar que nuestros amigos americanos sufrieron el mismo efecto estos semestres pasados por el motivo contrario. Si descontamos que una empresa Europea va a exportar mejor con un euro débil, igualmente debemos pensar que las empresas de países cuya divisa se haya visto devaluada harán lo mismo.  Luego se demostrará que BMW, Siemens, BASF, etc venderán lo mismo independientemente de la moneda.

No soy nada experto en divisas, y por lo general no suelo cubrir la divisa en mis inversiones de Renta Variable, pero tengo claro que el mercado a largo plazo no regala nada, y al final todo compensa por la lógica de los números empresariales.

Desde finales de 2016 dejé de aportar sistemáticamente en las inversiones en dólar, (incluido el índice pasivo del SP500 que fui reduciendo hasta dejarlo en cero). Si bien no se puede saber cuándo una goma se estira, lo que si tengo claro es que cuando se suelta vuelve al lugar de partida.

Todo lo que la bolsa ha subido (sobre todo la americana), durante la depreciación del dólar, tenía claro que había que devolverlo en algún momento. Soy de los pocos que aceptó de buen grado que Paramés cubriera su cartera de Cobas Internacional/Selección frente al dólar para ciertos activos este año, y el hecho de que el fondo de inversión de R4 TrueValue cubriera la divisa, hizo que añadiera posiciones a este fondo durante el presente ejercicio, teniendo en cuenta su exposición al dólar.
No todo está bajando, tendemos a pensar o extrapolar lo que nos ocurre en nuestro entorno para trasladarlo al Universo. Hay muchos índices que no han dejado de subir en sus respectivas monedas locales: Hang Seng en Hong Kong, BOVESPA en Brasil, BIST100 en Turquía, Arabia Saudí, y un largo etcétera de índices que siguen estando en zonas de máximos.

Publicidad

Y como siempre, como refugio de cuando el dólar baja y hay movidas geopolíticas, aparece el oro que supera la barrera de los 1300 dólares y se pone en zona de máximos de estos últimos 4 años. Para no hablar del cobre que supera los 3$, y que ha hecho que acciones como Antofagasta que no hace mucho pudieron comprarse por menos de 500, estén ahora superando las 1000 libras...

¿Qué hacer ante la profecía bajista del año terminado en 7?

Publicidad

Si eres inversor de largo plazo y metódico, nada. Seguir el plan y como si nada.

Si eres inversor de largo plazo y puedes añadir posiciones, hacerlo, y añadir más a medida la bolsa vaya cayendo.

Si eres inversor de largo plazo, pero emocionalmente lo pasas muy mal ante caídas graves, y piensas que la maldición puede ocurrir o estás intranquilo por la situación actual de cautela. Pues antes que una úlcera de estómago, resguarda cierta parte en activos de menos volatilidad.

Si eres inversor de largo plazo, puedes añadir posiciones, pero la emoción te puede. Tratar de no vender tus posiciones y ya para dónde estamos, dejar pasar el otoño sin hacer nada por si la maldición se cumple, no tener un ataque de ansiedad, y si la suerte del destino hace que a primeros de invierno toda la liquidez que tengas la puedas invertir un 10-20% con respecto a cómo está el mercado ahora, pues enhorabuena por la suerte. No dejaría de ser eso, pura casualidad.

Esta sería mi recomendación más estable

Si la bolsa cae, puedes afrontar con liquidez a valores bajos, y si no cae, te quitas el nudo en el estómago y te alegras por la posición que ya tienes y no has vendido. Hay veces que ponerle el signo de perder en la quiniela a tu equipo de fútbol, es una forma de llevarte una alegría pase lo que pase...

Reconozco que en mi caso es muy fácil hablar, y que la maldición del año 7 me vendría muy bien si se cumpliera. De hecho, ya me vale si el mercado cayera poco más de estos niveles para ciertos activos, índices y Fondos de Inversión.

Este ejercicio el hecho de que @MagallanesValue sacara al mercado esta primavera el fondo MicroCaps, "desbarató" (como creo haber contado en otros hilos por entonces) todo mi plan anual para 2017, ya que metí por entonces todo lo correspondiente al año. 

Así pues, si llegado noviembre-diciembre el mercado cayera de forma muy acusada, no tendría problema en traspasar ciertos fondos de baja volatilidad a Renta Variable, y salirme de mi plan por lo específico y la oportunidad del momento. Pero si no ocurre que la cosa caiga de forma consistente, no haré nada. Ni vender (porque no vendo), ni comprar (porque ya me lo he gastado).

No todos los activos tendrían que comportarse igual

Al igual que el oro sube, el euro sube, el cobre sube y ciertos mercados emergentes en divisa local suben; nadie dice que los índices no puedan bajar de forma notable, pero no así los fondos de inversión (muchos Value incluídos) que tenemos en cartera, cuya filosofía de inversión ya ha hecho que tengan en sus carteras valores muy bajistas; y que pueden seguir siendo bajistas y afectados por la divisa (lo que se sumaría a sus caídas). Es de suponer que haya un punto de inflexión.

El futuro no está escrito y todo es posible, pero es de esperar que en algún momento de los próximos semestres, los activos con filosofía Value, se comporten mejor y más que compensen el camino que han perdido (los que lo han perdido, otros han ganado) durante meses con respecto a la gestión pasiva.

Fondos de inversión de @CobasAM y @azValor están cercanos a tener niveles de revalorización por Precios Objetivos que podrían llegar casi al 100%. Por mucho que se equivocaran, con la mitad igual hasta saldría a cuenta. Otra cosa es que como siempre, para verlo tendrían que pasar, 3,4,5... 10 años?

Mientras los plazos de inversión sean largos, toda corrección bursátil es una oportunidad de compra más clara, que la de añadir en mercados alcistas.
En definitiva, una corrección bursátil importante para una inversión sistemática y/o con liquidez posible, no deja de ser una suerte del destino para invertir a largo plazo.

De lo que no hay duda, es que si se cumple esta lotería "antimatemática", y con todo lo que se ha escrito al respecto, muchos vendrán diciendo..."ya te lo dije".

Marcos Álvarez Álvarez.
@maal2al en Twitter
@aoshi7 en Finect

En portada

Noticias de