La mayor inflación en 29 años fulmina el ahorro y mete presión para subir impuestos

La inflación infringe pérdidas del 5,5% al grueso de los ahorradores españoles y deja al Gobierno con pocas alternativas a una subida de impuestos

La escalada de los precios sigue imparable. La inflación subió 1,5 puntos en octubre lo que eleva la tasa interanual hasta el 5,5 por ciento, la más alta en España de los últimos 29 años (desde septiembre de 1992).

Detrás de este repunte de la inflación está el encarecimiento de la electricidad y, en menor medida, de carburantes y lubricantes para vehículos personales, que en octubre del pasado año se abarataron, señalan desde el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El repunte del IPC tendrá un impacto negativo en la recuperación de la economía española ya que afectará a los ahorradores, a los solarios, que perderán poder adquisitivo, y a las cuentas del Estado, ya que obligará a compensar a pensionistas y funcionarios esta desviación.

Publicidad

Impacto en los ahorradores

Los precios, que registraron un incremento del 2 por ciento entre septiembre y octubre de este año (el mayor registrado en casi 36 años), impactará negativamente en los ahorradores. 

Los españoles tienen ahorrado en depósitos cerca del billón de euros tras repuntar en 700 millones en septiembre. 

Publicidad

Con una rentabilidad media del 0,01 por ciento, los ahorradores más conservadores están perdiendo con sus inversiones, ya que la rentabilidad real, el resultado de la rentabilidad nominal menos el IPC es negativa (prácticamente -5,5 por ciento).

Publicidad

Pérdida de poder adquisitivo

También este alza de los precios impacta negativamente en los asalariados. 

Según los últimos datos de incremento salarial pactado por convenio este año, la subida es del 1,5 por ciento en agosto.

Esto significa que los 5,3 millones de profesionales afectados estarían perdiendo cuatro puntos de poder adquisitivo con este alza de los precios.

Impacto en los presupuestos y subidas de impuestos

El alza de la inflación tendrá un impacto significativo en los presupuestos generales del Estado.

La escalada de precios podría elevar el gasto en pensiones estimado en el presupuesto de 2022 en unos 3.500 millones de euros.

Así, si la inflación sube más de lo estimado, el gasto en pensiones podría elevarse en unos 1.500 millones en 2022, a lo que habría que sumar otros 2.000 millones por la compensación de las pensiones de 2021.

Publicidad

A ello habría que añadir también el desvío que supondría para compensar a los empleados públicos.

El impacto podría suponer alrededor de 12.000 millones de euros, que obligaría al Ejecutivo a elevar los impuestos para compensar esta merma.

El BCE se mantendrá a la espera

El dato de inflación en España se ha conocido el mismo día en el que el Banco Central Europeo (BCE) celebra su reunión mensual. 

No se esperan cambios en su política monetaria, pero sí que se prepare el terreno para la reunión de diciembre, donde el organismo anunciará la reducción del volumen de compras, aunque mantendrá sin cambios el PEPP.

Publicidad

También mantendrá su foward guiance a pesar de que los halcones del BCE, preocupados por una inflación más persistente en el tiempo, quieren adelantar la subida de tipos a diciembre de 2022.

En portada
Publicidad
Noticias de