La Fed endurecerá su política monetaria cuando la vacunación alcance el 75%

La Fed sugiere que abrirá el debate del 'tapering' cuando la vacunación alcance al 75% de la población. Actualmente, el 36% de los ciudadanos recibió al menos una dosis

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) se planteará endurecer su actual política monetaria en cuanto la vacunación del país alcance el 75%.

Llegar a vacunar a tres cuartas partes de la población estadounidense será una señal de que la crisis del coronavirus está llegando a su fin, una condición necesaria para que el banco central reduzca su programa de compra de bonos.

De esta forma, la Fed puso sobre la mesa el temido debate del ‘tapering’ o retirada gradual de estímulos y lo ligó al progreso de la vacunación, según expuso el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, en una entrevista con Bloomberg Televisión.

“Queremos mantener nuestra política monetaria muy relajada mientras todavía estamos en la pandemia. Si llegamos al final del túnel, será el momento de comenzar a evaluar a dónde queremos ir a continuación”, dijo el banquero.

Un 22% de la población estadounidense recibió la pauta completa

Hasta ahora, el 36% de la población estadounidense recibió una dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que la pauta completa se administró al 22% de los ciudadanos. En apenas cuatro meses, la vacunación ha recorrido cerca de un tercio del umbral de la Fed.

“Cuando se vacune al 75% y comiencen a llegar mensajes esperanzadores de que estamos controlando mejor la pandemia, creo que la economía ganará en confianza”, dijo Bullard.

Publicidad
Publicidad

A su juicio, las vacunas parecen estar funcionando, aunque se mostró preocupado por el reciente incremento de las infecciones.

Bullard vaticinó un incremento de la inflación en el corto plazo gracias a la recuperación económica inducida por las vacunas.

No obstante, también aseguró que el banco central sería "menos preventivo" que en el pasado y dejaría que una mayor inflación fluya a través de un aumento en las expectativas de precios.

La economía de los Estados Unidos, en un punto de inflexión

Este fin de semana, el presidente de la Fed, Jerome Powell, aseguró, en la misma línea, que la economía de los Estados Unidos se encuentra en un punto de inflexión, lo que implica que tanto el empleo como el PIB están a punto de acelerarse en los próximos meses.

El optimismo de Powell con relación a la economía de los Estados Unidos “podría impactar negativamente en los precios de los bonos e impulsar nuevamente al alza sus rendimientos”, apuntaron al respecto los analistas de Link Securities.

Publicidad

De hecho, este martes saldrán los datos de inflación en los Estados Unidos para el mes de marzo. El consenso de analistas prevé un crecimiento para la tasa interanual subyacente del 1,5%, frente al 1,3% anterior.

Pero si se registrara “un aumento de la inflación por encima de lo esperado, podría tensar aun más un mercado de bonos”, recuerdan los analistas de IG.

Incertidumbre respecto a la evolución de la inflación

L a cuestión es que el miedo a la inflación es ahora mismo la derivada que más influye en los mercados, pero ni la propia Fed tiene claro cómo puede evolucionar la tendencia de los precios.

En este sentido, el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, acaba de recordar que existen riesgos “tanto de sobrepasar como de no alcanzar el objetivo del 2%”.

Publicidad

Si la economía del país vuelve al pleno empleo, Rosengren se mostró confiando en alcanzar el objetivo de inflación pero reiteró que llegar a esta meta no será fácil.

La hoja de ruta de la Fed muestra que el banco mantendrá los tipos de interés próximos a cero hasta al menos 2023. Igualmente, mantendrá las compras de bonos en 120.000 millones de dólares al mes hasta que no se vean progresos con la meta de inflación.

Pero si el ritmo de vacunación alcanza el 75%, el ‘tapering’ volverá al centro del debate, con un primer objetivo centrado en la reducción de las compras de bonos, como sugirió Bullard.

En portada
Publicidad
Noticias de