La bolsa también seduce a BNP Paribas

BNP Paribas considera que la bolsa seguirá ofreciendo los mayores rendimientos y apuesta por una recuperación de los márgenes empresariales

BNP Paribas se sumó al grupo de grandes bancos globales seducidos por la renta variable, que seguirá ofreciendo “los mayores rendimientos” en 2022 para todas las clases de activos.

El miedo a la inflación, el tapering, los problemas de suministro o el coronavirus son las últimas amenazas que pusieron en guardia a los mercados.

Publicidad

Sin embargo, entidades como Goldman Sachs redoblaron su apuesta por el mercado de valores, en vista de las mejores perspectivas para la inflación y los problemas asociados a las cadenas de suministro.

Incluso reconociendo que el mercado perderá algo de ímpetu el año que viene, en Credit Suisse también admitieron que las acciones todavía seguirán siendo más atractivas que los bonos, a medida que se acelere la recuperación económica.

Sobreponderar la renta variable global, la apuesta de BNP Paribas

Los retornos esperados para el S&P 500 no serán como el 25 por ciento que gana este año el selectivo estadounidense. Pero sí rondarán el 10 por ciento, según calculó BNP Paribas, el mismo porcentaje estimado por Goldman Sachs.

En este sentido, los estrategas del banco francés apostaron por sobreponderar la renta variable global, teniendo algo más de precaución con los mercados emergentes.

Publicidad

Para la renta variable europea esperan una subida más modesta, el 6 por ciento en el caso del Eurostoxx 50.

Los márgenes apoyan el beneficio por acción en la zona euro

Este optimismo moderado se basa en su visión de que el mercado es “demasiado pesimista” con los márgenes empresariales.

Por eso mismo, en el banco francés calculan que los márgenes serán lo suficientemente robustos como para respaldar un crecimiento del 12 por ciento en los beneficios por acción en la zona euro.

Publicidad

Con todo, el mercado que más brillará en renta variable es el de Japón, que superará a las bolsas de otras economías desarrolladas dadas sus valoraciones más moderadas, la reapertura de la economía y las políticas fiscales de apoyo.

La bolsa, el activo más barato

A la hora contextualizar estas previsiones favorables para la renta variable, el director de inversiones de ATL Capital, Ignacio Cantos, explicó a finanzas.com que la bolsa “sigue siendo el activo más barato”.

“Con unos bonos donde la rentabilidad de partida es cero o por está por debajo, a poco que se normalicen los tipos y haya una subida de precios, tienes unas pérdidas claras”, recalcó Cantos.

Publicidad

En bolsa, el miedo que tenía el mercado es que las presiones inflacionistas pasaran factura a las cuentas de resultados de las cotizadas.

Sin embargo, “los resultados del tercer trimestre indican que las empresas han seguido ganando dinero y que, a pesar de los cuellos de botella, los márgenes no se han resentido mucho”, recordó Cantos.

Riesgos de corrección

De hecho, algunas variables, como las ventas minoristas, siguen incluso más fuertes que en 2019, lo que refuerza la idea de que la bolsa es el activo más barato.

Los porcentajes de subida del 10 por ciento calculados por Goldman Sachs y BNP Paribas coinciden con la media histórica de retornos a largo plazo.

Publicidad

No obstante, esto no excluye en ningún caso la posibilidad de que los mercados “se lleven algún susto o corrección el año que viene, porque llevamos tiempo sin ella”, remacho el director de inversiones de ATL Capital.

En portada

Noticias de