Bundesbank. Dimite el 'doctor No' de Merkel en el BCE

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, presenta su dimisión por “motivos personales” en una carta plagada de críticas al BCE

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, presentó su dimisión el miércoles por "motivos personales" con efecto a partir del 31 de diciembre, informó el banco central alemán. La carta de dimisión es, sin embargo, un decálogo de críticas al Banco Central Europeo (BCE) y a su presidenta, Christine Lagarde.

"Llegué a la conclusión de que tras más de diez años, es tiempo de abrir un nuevo capítulo para el Bundesbank, pero también para mí personalmente", dijo Weidmann.

Publicidad

Weidmann ejerció como presidente del Bundesbank durante más de una década y es considerado uno de los miembros más agresivos del banco central.

La salida de Weidmann se produce tras las elecciones en Alemania, que previsiblemente darán paso a los liberales como responsables de la cartera de economía en el nuevo Gobierno alemán.

Weidmann fue el banquero de Angela Merkel, la mano de hierro que marcó en la sombra el rumbo del BCE durante la crisis de deuda, siempre con el respaldo de la canciller.

Malestar de Weidmann por las decisiones del BCE

La salida de Weidmann también es muy importante para el BCE, justo cuando la entidad tiene que encarar su estrategia para reducir los estímulos monetarios tras la pandemia.

Precisamente, la carta que Weidmann remitió al personal del banco refleja el malestar del banquero con la toma de decisiones por parte del Lagarde durante la pandemia.

Publicidad
Publicidad

"Una política monetaria orientada a la estabilidad solo será posible a largo plazo si el marco de la unión monetaria asegura la unidad de acción y responsabilidad, la política monetaria respeta su mandato limitado y no queda atrapada en la estela de la política fiscal o para los mercados financieros", escribió Weidmann.

Ahora, el nombramiento del nuevo presidente del Bundesbank formará parte de las conversaciones para formar gobierno. Si no se alcanza un acuerdo, será la vicepresidenta del banco, Claudia Buch, quien asuma el cargo de manera interina a partir del 1 de enero.

El azote de Mario Draghi

Weidmann llegó a la presidencia del Bundesbank hace una década en sustitución de Axel Weber, justo cuando la crisis de deuda y las primas de riesgo comenzaban a ser un problema para el BCE.

Desde entonces se convirtió en el azote de Mario Draghi e incluso llegó a ganarse el apodo de "doctor No". Cuando el banquero italiano presentó en 2012 el programa de compra de bonos soberanos (conocido como OMT) para frenar la galopante crisis de deuda, Weidmann se opuso frontalmente.

Publicidad

Más tarde, el banquero alemán lideró la oposición a los programas de expansión cuantitativa desplegados por el BCE, argumentando que no estaban justificados. La inflación es un riesgo que jamás perdió de vista.

Será decisivo para el BCE "no sólo mirar a los riesgos de deflación de forma unilateral, sino no perder de vista los peligros de inflación", dijo Weidmann en su carta de despedida.

Es más, dijo el banquero, "las medidas frente a las crisis, con su extraordinaria flexibilidad, solo son proporcionadas en la situación de emergencia para la que fueron creadas”, argumenta en la misma carta de dimisión.

El peor momento para Alemania

Para Alemania, la dimisión de Jens Weidmann llegó en el peor momento posible. Los resultados electores auguran meses de lucha para formar gobierno y la economía da peligrosas señales de desaceleración.

El país acaba de rematar una semana fatídica tras encadenar una serie pésimos datos macro. Los problemas en las cadenas de suministros y los cuellos de botella derribaron a la industria germana y tumbaron las exportaciones, lastradas por una menor demanda exterior.

Publicidad

De hecho, los cinco institutos económicos más importantes de Alemania acaban de recortar la previsión de crecimiento para el PIB hasta el 2,4 este año, frente al 3,7 por ciento que calculaban anteriormente.

El nuevo gobierno de coalición tendrá que lidiar con estos problemas mientras busca un reemplazo para Weidmann en el momento más delicado tras la pandemia.

En portada
Publicidad
Noticias de