La CE irrumpe en el estado de la Nación aguando al Gobierno su relato económico

Bruselas eleva la inflación de España por encima del 8% con la proyección más dura hasta la fecha y muy por encima del promedio del euro. Reduce el PIB de 2023 al 2,1%

Bruselas revisó el jueves al alza las previsiones de inflación para España y rebajó el crecimiento económico al 2,1 por ciento en 2023. La Comisión Europea (CE) irrumpió así en el debate del estado de la Nación, que votaba las resoluciones de los grupos parlamentarios mientras se hacía públicas las correcciones sobre la economía española.

Las nuevas cifras dejaron en evidencia el optimismo tradicional del Gobierno sobre el futuro económico del país. El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, respondió con el mismo argumento a la oposición.

Publicidad

Según su tesis, España lidera el crecimiento de la zona del euro y otros países del bloque firman inflaciones peores que la española.

Tanto Partido Popular como Vox alertaron en sus turnos de palabra sobre ese análisis, cuestionado también por organismos internacionales como el FMI y la OCDE.

Desde España, tanto el Banco de España como la AIREF también firman proyecciones menos eufóricas que las del Gobierno. Coinciden con los organismos oficiales otros observatorios independientes, como Funcas y la revista Inversión.

Según el nuevo informe de la CE, los precios escalarán hasta el 8,1 por ciento en 2022 de media frente al cálculo previo del 6,3 por ciento para España.

Publicidad
Publicidad

Esta cifra es, incluso, mucho más pesimista que las estimaciones elaboradas por la revista Inversión, que sitúan los precios a final de año en el 7,68 por ciento.

En cuanto los países europeos, el organismo espera que la inflación media anual alcance máximos históricos en 2022, con un 7,6 por ciento en la zona del euro y el 8,3 por ciento en la UE.

Para 2023, la inflación se moderaría al 4 por ciento y al 4,6 por ciento, respectivamente.

Este balance no hace más que arrojar más combustible a la hoguera de subida de tipos de interés prevista por el Banco Central Europeo (BCE).

Ralentización económica

Como consecuencia de este alza, la economía se verá afectada.

Si bien es cierto que Bruselas mantiene, de momento, el crecimiento económico para España en el 4 por ciento para este año, para el siguiente sí que espera una ralentización, que llevaría al PIB español a crecer un 2,1 por ciento frente al 3,4 por ciento calculado inicialmente para 2023.

Publicidad

La economía europea también se vería afectada. Así, para el conjunto de los países de la UE el crecimiento para este año es del 2,7 por ciento para caer al 1,5 por ciento el siguiente.

Para los países que tiene el euro como moneda única, supondrá un crecimiento del 2,6 por ciento este año y del 1,4 por ciento para el ejercicio 2023.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

Publicidad

En portada
Publicidad
Noticias de