Giro radical de sentimiento en el Forex: Largos de euros, cortos de dólares

El euro se mueve en los 1,12 dólares y solo esta semana ha avanzado más de un 3%. Cotiza por encima de este nivel por primera vez desde octubre. El sentimiento de los traders en el mercado de divisas ha cambiado, y ahora claramente están vendiendo dólares en vez de comprarlos con las caídas. Y ello se refleja en la subida del euro

dolar-asustado--644x362

Los traders del mercado de divisas no están demasiado preocupados por las intenciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de ajustar en marzo su política monetaria e introducir más estímulos monetarios. La perspectiva de más inyecciones de liquidez debería haber deprimido a la moneda única, pero ha sucedido todo lo contrario. El euro se mueve en los 1,12 dólares y solo esta semana ha avanzado más de un 3%. Cotiza por encima de este nivel por primera vez desde octubre, y apunta más alto, hacia la resistencia que está situada en los 1,1351 dólares. 

No es precisamente la mejor noticia para Mario Draghi, por cuanto un euro más fortalecido supone una dificultad añadida en la lucha contra la deflación, al abaratar los precios de las importaciones. Pero los inversores han visto cómo flaquean los datos macro en Estados Unidos y cómo las perspectivas de ralentización de la economía global son cada vez más certeras. El mercado ya cuenta con que la FED levantará el pie del acelerador y no subirá este año los tipos de interés las cuatro veces que estaban previstas, lo que debilita al dólar y fortalece aún más al euro. 

El sentimiento de los traders en el mercado de divisas ha cambiado, y ahora claramente están vendiendo dólares en vez de comprarlos con las caídas. Y ello se refleja en la subida del euro. No es solo la FED. Los operadores ya esperaban en diciembre grandes planes por parte del BCE, y al final hubo una cierta decepción. "Para que el euro bajara Draghi tendría que ser mucho más dovish de lo que es ahora", apunta Peter Sorensen, analista de Danske Bank. Es decir, el banquero italiano tendría que dejar bien claro que la expansión monetaria que está por venir será amplia y profunda. 

En opinión de este experto, "Draghi es siempre muy cuidadoso pero el mercado es ahora todavía más precavido para no malinterpretar a Draghi sobre todo dada la experiencia de la última vez". Ahora lo que mandan son los problemas de Estados Unidos, advierte Sorensen. De refilón, las bolsas también pueden verse beneficiadas. Con un dólar más fuerte, subirá el petróleo, pues el billete verde es la moneda en el que se paga el oro negro. Y ahora mismo, la correlación entre el crudo y los mercados es total. 

Hoy habrá una referencia clave para el euro/dólar con el dato de creación de empleo en Estados Unidos. Si sale peor de lo que esperan los analistas (la cifra que manejan los expertos son 190.000 puestos de trabajo), el dólar seguirá debilitándose y el euro continuará con su escalada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.