Fitch deja a Evergrande al borde del impago

Fitch rebaja la calificación de Evergrande hasta ‘C’, el escalón anterior al grado de impago. La promotora china vende el 20 por ciento de un banco por 1.322 millones de euros.

La agencia de calificación de deuda Fitch rebajó la calificación de Evergrande hasta el nivel ‘C’, una nota que deja a la promotora china al borde del impago.

La compañía, que está al borde del colapso, incumplió el pago de los intereses de sus bonos denominados en dólares, pese a que el gobierno chino instó a la empresa a cumplir con estos compromisos.

Ahora, Evergrande tiene una prorroga de 30 días antes de caer oficialmente en situación de impago de su deuda.

“La rebaja refleja que es probable que Evergrande no haya pagado los intereses de los bonos senior no garantizados” y haya entrado en un período de gracia de 30 días, dijo Fitch.

La compañía tiene hoy como límite para hacer frente al pago de otros 47,5 millones de dólares de otro lote de bonos en dólares, pero tampoco se ha pronunciado al respecto.

Publicidad

Evergrande, al borde del colapso

Evergrande tendría que haber pagado un cupón de 83,5 millones de dólares por sus bonos el pasado 23 de septiembre, pero varios tenedores de esta deuda dijeron que no habían recibido ningún abono.

Aunque las bolsas relativizaron los problemas de Evergrande, lo cierto es que su complicada situación financiera está lejos de solucionarse.

Publicidad

Tanto es así que el banco central de Hong Kong pidió a los bancos del país información detallada sobre su exposición a la inmobiliaria china, una medida que se interpretó como un intento de evaluar el impacto de una posible quiebra ordenada.

A finales de junio, el pasivo de Evergrande superaba los 300.000 millones de dólares, de los que tiene que devolver 37.000 millones en préstamos antes de que termine el primer semestre de 2022.

Evergrande vende un banco por 1.322 millones de euros

Para tratar de rebajar la presión de los acreedores, Evergrande anunció hoy la venta del 19,93 por ciento del banco Shengjing Bank a un conglomerado de propiedad estatal por 1.322 millones de euros.

No obstante, Shengjing Bank exigió como condición para aprobar la operación que las ganancias netas que de ella obtenga Evergrande vayan a pagar las deudas que tiene con el banco. Por tanto, es probable que la operación no alivie la tesorería de Evergrande.

Publicidad

La venta refleja cómo las autoridades están tomando medidas para minimizar las consecuencias para el sistema bancario por el empeoramiento de la crisis de liquidez en Evergrande mientras intentan evitar un rescate.

Al menos 10 dijeron ya que tienen garantías suficientes para cubrir préstamos a Evergrande e insistieron en que los riesgos están bajo control.

En portada
Publicidad
Noticias de