Feijóo frena en seco a Sánchez y debilita a Vox: el PP se ve con 160 diputados

Sánchez dilapidó en directo sus opciones de remontada al perder el control en su terreno de juego favorito: un plató de televisión. Feijóo, sereno y humorístico, inyecta fuerza a un PP que ve un resultado muy superior a las encuestas

¿Dónde está el Pedro Sánchez que dominaba los platós? El cara a cara en Atresmedia empezó con el presidente del Gobierno desplegando un tridente de atributos que descolocó a propios y extraños. Si en ‘El Hormiguero’ se le vio tranquilo, cercano y con la puesta en escena bajo control, esta vez se sentó frente a Alberto Núñez Feijóo visiblemente nervioso, dubitativo y faltón. Ni siquiera respetó a los presentadores.

Los 100 minutos de programa fueron a peor para el candidato a la reelección. “Creo que me interrumpía mucho”, se quejó el líder de la oposición al terminar. La percepción era prácticamente unánime y no sólo de parte. “Os imagináis que aparece Sánchez interrumpiendo los anuncios”, tuiteo el profesor de la Universidad de Columbia (EEUU), David Mejía en una de las dos pausas.

Publicidad

Los gestos políticos posteriores fueron más elocuentes que muchas valoraciones. Si Sánchez hubiera desplegado unas formas correosas, los ministros del Gobierno no habrían tomado la escena durante la noche para trasladar los mensajes electorales que no cupieron durante la emisión, invadida por sus intervenciones toscas e improvisadas –aunque el presidente del Gobierno asegura que dedicó cuatro días a preparar el cara a cara—.

El malestar alcanzó a los socios de la coalición. “Hay que hablar de otra forma y el futuro (de las elecciones) se decidirá en segunda vuelta con Sumar”, espetó la candidata de la formación y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en referencia al próximo debate. Está programado para el 19 de julio.

Ernest Urtasun fue más vehemente: “La ciudadanía española no ha recibido ninguna propuesta de solución a sus problemas”, respondió el portavoz de Sumar a la pregunta de si estaba satisfecho con la intervención de Sánchez. “Díaz no hará ruido en el próximo debate electoral”.

Los dos momentos de Sánchez

El consenso de las voces progresistas, salvo la oficial, Pilar Alegría, sólo encontró un par de momentos en 100 minutos de programa durante los que Sánchez casi fue el Sánchez de ‘El Hormiguero’.

Los pasajes que se centraron en la defensa del feminismo y cuando Feijóo insistió en que Podemos no firmó el pacto de 2018 contra la violencia de género despertaron un Sánchez más ideólogo y menos impertinente.

Publicidad

Otras intervenciones del jefe del PP dieron trabajo a los llamados “equipos de verificación”. Éstas se pusieron en cola. Antes, el del PSOE había puesto sobre la mesa datos económicos dudosos sin citar fuentes para argumentar su “España va como una moto”. Las acusaciones cruzadas sobre quién miente más forman parte de la gestión del post-debate.

Publicidad

Sánchez fue el primero en abandonar los estudios de Atresmedia. Se dirigió a la sede de la calle Ferraz para arengar a los suyos. “Después de este debate, no tengo duda de que vamos a ganar las elecciones porque hemos ido a explicar qué ha hecho el Gobierno de España”. “Estamos muy orgullosos de lo que hemos logrado esta legislatura”.

En su feudo, ovación. “Este señor (en referencia a Feijóo) ha sido incapaz de separarse un solo milímetro de Vox y... bueno, no hablo de las mentiras porque ha dicho que votó a favor de la revalorización de las pensiones con el IPC”, zanjó.

Los militantes, vestidos todos igual con una camiseta roja con el dorsal 23 –el del presidente del Gobierno cuando jugaba a baloncesto—, estampado en amarillo, aplaudieron casi a la coreana.

Publicidad

El PP de los 160 diputados

Los tracks demoscópicos de la mañana del lunes contabilizaban que el cara a cara de Atresmedia podía decantar un máximo de 700.000 votos. Es la fuga calculada del PSOE al PP. Es el llamado “voto de centro”. A Sánchez le bastaba con convencer a 400.000 para volver a un partido electoral del que todas las encuestas, menos el CIS, le apean.

La empresa demoscópica con mayor porcentaje de acierto, GAD3, estipuló en su encuesta para ABC previa al cara a cara que el bloque conservador se alzaría, tal y como estaban las cosas, por encima de la mayoría absoluta con una holgura cómoda pero no definitiva (181 sobre 176) con una previsión de 150 escaños populares. Sánchez , sin embargo, seguía recortando distancias.

Según pudo saber finanzas.com, el Partido Popular ya dispone de tracks que lo sitúan por encima de los 160 diputados, siendo los 165 un resultado con ciertas opciones. Que éstas vayan en aumento hasta alcanzar el rango de “probables” dependía, en buena medida, del papel de Feijóo. Tenía que bordarlo.

Tal y como se expresaban las encuestas antes del cara a cara, la estrategia más sensata para Feijóo consistía en lograr salir indemne del debate. El jefe del Partido Popular era, por tanto, el candidato con más a perder. Al revés en el PSOE. Así que Feijóo dejó a Sanchez revolcarse en sus errores.

“Ha sido un debate desmovilizador y Sánchez también ha propiciado que sea así”, analizó el profesor de ciencia política de la Universidad Carlos III, Lluis Orriols durante la cobertura informativa posterior. En el bloque económico se han reprochado “datos que tardaremos en verificar”.

Publicidad

Feijóo recupera la economía

Mientras los datos utilizados para el bloque económico caen en la cuarentena para muchos, sí cobra categoría de hecho que Feijóo logró hacer suyo el bloque financiero del cara a cara.

Conectó con la audiencia al centrarse en la microeconomía. Al margen de la exactitud de los datos, sí es cierto que España es el país con una mayor pérdida de poder adquisitivo. El aspirante conservador se abrazó con la idea general de que los salarios flaquean y los precios suben.

El económico fue el primero de los segmentos, pero ya se veía un Feijóo sereno, contundente y humorístico. Facetas que irían a más durante el cara a cara. Llegaron a la cúspide cuando le tocó gestionar el envite de los pactos con Vox. Firmó un documento en directo para que PP y PSOE se abstengan en favor de la lista más votada. “Así nadie depende de los extremos”, apuntilló.

Los regalos de Sánchez a Feijóo

Sánchez no recogió el guante. Ni defendió su rechazo. Y siguió así entrando en la línea argumental que más beneficia al Partido Popular: ya se había enfangado antes con la ley del “sí es sí”, el caso Pegasus y el posterior volantazo con Marruecos como botón de muestra. Regaló cinco minutos de su propio tiempo a Feijóo al hablar en solitario sobre los aviones Falcon.

En la calle Génova el ambiente era de noche electoral ganadora. La presidenta del PP de Madrid –huésped del alma más liberal de la formación—, Isabel Díaz Ayuso, concedía su bendición: “(Feijóo) no ha perdido ni un solo voto y ha ganado por el lado de Vox”. Y es que, al final, no salió indemne: resulta que Feijóo ganó. Se impuso según el grueso de los medios especializados en política, los semblantes de los equipos de campaña, el abatimiento de los socialistas y la euforia de los populares.

Los sondeos flash ponían cifras objetivas al veredicto: el 54,2 por ciento de la audiencia consideró ganador al candidato popular. La diferencia con Sánchez fue de ocho puntos, según Sigma Dos para El Mundo.

En la madrugada del martes, los tracks de los 160 diputados o más para Feijóo, que llegarán en detrimento de Vox, se leyeron en Génova por los más optimistas casi como si ya fueran los resultados del 23 de julio. Se los cree más gente en la zona noble popular que el lunes por la mañana y diagnostican que la campaña ya está hecha. No en vano, la remontada de Sánchez echó el freno en directo. El reto para el PP consistirá en no equivocarse durante 12 días.

La audiencia del cara a cara fue de 5,9 millones de espectadores. Casi la mitad (46,5 por ciento) de los españoles que veían la televisión en la noche del lunes tenían sintonizado el cruce entre Sánchez y Feijóo. Los picos rompieron el 50 por ciento. Añadiendo las audiencias de radio y plataformas digitales, la cifra de seguidores superó los 12,5 millones.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de