Exdirectivos de CCM dicen que a Moltó sólo le preocupaba el bien de la caja

Exdirectivos de Caja Castilla La Mancha (CCM) han asegurado hoy que el expresidente de la entidad Juan Pedro Hernández Moltó no "se excedió" ni mostró nunca más interés personal "que el beneficio de la caja", durante el tercer día del juicio contra la cúpula de CCM por presunto delito societario.

Los criterios en la concesión de créditos han sido el tema central de las declaraciones de los testigos presentados por las defensas de Hernández Moltó y del ex director general de CCM Ildefonso Ortega, ambos acusados de una presunta maniobra contable con la que habrían dejado de reflejar pérdidas millonarias.

Ante el juzgado central de lo penal de la Audiencia Nacional, el que fuera director general adjunto de la caja José Luis Rodríguez Romo ha defendido que la formulación de las cuentas finales era "labor del consejo de administración" y ha negado que el comité de dirección tomase decisiones sobre los préstamos.

Sobre este asunto, el ex subdirector general comercial de la caja Miguel Ángel Martínez Ortega ha reconocido que "alguna vez" se desoyeron los informes desfavorables de riesgos, aunque "no era lo normal".

También ha defendido que CCM no era la única en prestar dinero a promotores, algo que, según ha sostenido la acusación, habría contribuido a la pérdida de liquidez que llevó a la caja a ser la primera entidad española intervenida en esta crisis.

"Conceder préstamos de alto riesgo no era algo habitual", ha apuntado Martínez Ortega, quien ha añadido que, además de CCM, "gran parte de la banca nacional y extranjera" contribuyó a los 1.000 millones de euros en créditos otorgados a diversas compañías del empresario Luis Portillo, cuyo trato de favor por parte de la cúpula también está siendo cuestionado.

Ha añadido que Moltó nunca intervino en la aplicación de medidas urgentes sino que "se enteró después", como sucedió en el préstamo de 5 millones de euros al propio Portillo para la compra de acciones de Colonial sin una evaluación previa de la solvencia de la inmobiliaria.

El ex subdirector general financiero y miembro del comité superior de riesgos Francisco Javier Sainz Alonso también ha negado que el expresidente de CCM tuviese un interés "más allá del beneficio de la caja" y ha aclarado que el "seguimiento especial CCM" de ciertas sociedades era un estudio de riesgos sobre las ventas y la sensibilidad de empresas con posibles dificultades.

En la misma línea se ha mostrado el ex secretario general de CCM Alejandro López Hernández, quien ha declarado que Hernández Moltó "nunca se extralimitó" de las funciones atribuidas al presidente no ejecutivo.

López Hernández ha calificado a Moltó como un "presidente hiperactivo" y ha asegurado que, aunque "estaba al tanto" de los asuntos tratados por el comité de dirección no estatutario, se limitaba a hacer "comentarios" que después eran debatidos en otras instancias.

Hoy también estaba prevista la declaración del director general de Analistas Financieros Internacionales Ángel Bergés Lobera, calificada de "muy importante" por la defensa del expresidente de CCM, aunque por problemas con la citación finalmente compadecerá el próximo 10 de febrero.

El próximo martes se retomará el juicio a Moltó y Ortega, para quienes la Fiscalía pide dos años y medio de prisión e inhabilitación profesional durante el tiempo de la condena por presunto delito societario.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.