Europa comienza a probar soportes: El Ibex, con los 11.000 en jaque

La entrada en fase de consolidación de la renta variable va tomando cuerpo, de momento más en Europa que en[…]

La entrada en fase de consolidación de la renta variable va tomando cuerpo, de momento más en Europa que en EE.UU. en cuanto a lo que a consumo de precio se refiere, ya que a consumo de tiempo podemos decir que los americanos llevan la delantera. Siguen en zona máximos en rangos laterales que pueden ampliarse y pasar factura a las zonas de soporte europeas que si han corregido en profundidad y por el momento dentro de la ortodoxia de sanear la subida. Es cierto que los resultados empresariales han favorecido y por ahora sólo desentona algo la macro, pero pendiente de validarse con próximos datos por no atribuir los últimos a las condiciones climáticas más estacionales.

La amenaza proveniente del mercado de bonos ha vivido esta semana un punto álgido con caídas muy significativas en el bono alemán y también en el 10 años americano que han vivido sesiones de gran volatilidad. De momento son escaramuzas significativas pero que toca seguirlas de cerca.
Si ahora las bolsas aguantan los niveles de soporte la clave de nuevo estará en validar los posibles rebotes y un ataque a las zonas de resistencia claves que pueden marcar el sesgo o continuidad de la situació
n. Las elecciones británicas si bien parece que favorecen de nuevo a la renta variable tiene un punto a medio plazo con el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en Europa que puede desatar inestabilidad y preocupaciones mayores que las que está suscitando Grecia.

El dólar y el crudo han tenido comportamientos paralelos que han pasado factura a la renta variable europea y hay una amenaza ante un posible repunte de inflación proveniente de la materias primas que puede necesitar ser gestionado.

La superación del dólar del nivel de los 1,1100 marca el nuevo rango al quedar confirmado el patrón de doble mínimos con el que se apoyo en al zona de soporte de los 1,0500. Este patrón deja el objetivo abierto hasta la zona de los 1,1500-1,1600. Alcanzar estas zonas de resistencia aún no sería válido para suponer un cambio de tendencia en la evolución del billete verde, que proyecta su zona de directriz bajista y techo de su canal actual en el rango comprendido entre los 1,1800-1,2000. Si se superan estas referencias si que estaríamos ante un cambio de escenario. pero a priori los efectos de una subida de tipos en EE.UU. que de hecho en los plazos largos ya está teniendo lugar en términos reales, debería volver a reforzar al billete verde. Para entrar de nuevo dentro de le sesgo negativo en el nuevo rango lateral debería perder los 1,1000 y ello abriría posibilidades de nuevo a buscar la zona de soportes de mínimos sobre los 1,0500. El escenario de buscar de la paridad y continuar con el fortalecimiento de la divisa sólo sigue si cede de forma consistente esta referencia que ha sido una zona confluyente de soporte de proyección de canal y nivel horizontal importante.

El SP500 sigue dentro del rango lateral dentro de la zona de soporte extendida hasta la media móvil de 200 sesiones sobre los 2.030 puntos y con la zona de resistencia en los máximos anuales sobre los 2.125 puntos. Dentro de este rango es una consolidación de la situación y sin esperar mayores movimientos direccionales. Se ha de buscar un catalizador para las rupturas de estos niveles y provocar recorridos más largos y por ahora los hechos posible conocidos no se pueden contemplar para conseguirlos. El sesgo del escenario se mantiene positivo y por ahora las probabilidad se asignarían más al escenario de avance que no al de retroceso dentro de un lateral más amplio. Se sigue alejado de un proceso de cambio de escenario correctivo a medio plazo. En la sesión de ayer cerró con un avance del 0,38% para acabar en los 2.088 puntos.

Para validar en el corto plazo el patrón de continuación debe superar primero la zona de resistencia de los 2.100 puntos de forma consistente. Después son los 2.120-2.125 puntos el siguiente objetivo de los máximos alcanzados para quedar de nuevo en subida libre hasta los 2.150-2.160 por donde se proyectan antiguas directrices de techos de canales anteriores.

Tenemos como primer soporte débil el nivel de los 2.050 puntos con extensión a los mínimos del último rebote en la zona de los 2.040 puntos que gana fuerza. Después seguimos con la zona de soporte en los 2.020-2.000 puntos ahora ya contando con el apoyo por encima de la media móvil de 200 sesiones sobre los 2.030 puntos con una clara pendiente positiva. Después está la zona de los 1.950 puntos y los 1.900 puntos y ya por debajo los mínimos tocados en octubre de los 1.820 puntos que nos situarían con el sesgo negativo y como nivel que nos marca la entrada en fase de corrección. Por el momento sigue presentando la menor probabilidad de ocurrencia este escenario negativo.

Publicidad
Publicidad

Ibex: En jaque los 11.000 puntos

El Ibex35 ha puesto en jaque la zona de los 11.000 puntos, que respetó en el cierre dejando un posible patrón de agotamiento tras perforar la zona de confluencia. Pero el movimiento de corrección está validando la zona precia de máximos anteriores y si logra mantenerla el escenario se mantendrá igualmente positivo de cara al medio plazo. La extensión a una posible corrección se mantiene en tano no cedan los 10.800 puntos. Cierres semanales por debajo de este nivel sí que nos colocan de nuevo dentro de un escenario lateral más amplio. La clave en el corto plazo estará en validar el intento de rebote que se enfrenta a zona niveles, el primero ya atacado hoy sobre los 11.250 puntos y el segundo en la zona de los 11.500-11.600 puntos clave para intentar un nuevo impulso hasta el siguiente objetivo en los 12.000 puntos. Si se falla en esta segunda zona de resistencia seguiremos con opciones de mantener el sesgo correctivo de entra de nuevo en el escenario lateral.

Acabó la sesión con un avance del 0,15% para cerrar en los 11.180,30 puntos, pero tras visitar las proximidades de los 10.9000 puntos en la zona de mínimos de la sesión.

Publicidad

Mantenemos la primera referencia de soporte más relevante 11.000-10.800 puntos para el corto plazo para mantener la estructura de consolidación impulsiva. Después se queda el rango de los 10.600-10.400 puntos apoyado por encima con la media móvil de 200 sesiones en los 10.693 puntos, como zona media del rango lateral que pasaría sesgarse negativamente por debajo de la misma. Los 10.000-9.800 puntos que quedan base del lateral y referencia clave con una extensión máxima a los 9.600 puntos. Si se pierden con cierre semanal abren mantienen el segso correctivo hasta la zona de los 9.200 puntos. Por debajo presiones correctivas sí que amenazarían la entrada en fase de retroceso a medio plazo que se vería confirmada con la pérdida de los 9.000-8.800 puntos. Pero por ahora seguimos con bajas probabilidades para este escenario de corrección que acabaría por activarse con anulación del patrón de vuelta mayor con la pérdida de los 8.000 puntos.

Tenemos ahora para validar el cualquier rebote la zona de resistencia más inmediata en los 11.250-11.300 puntos. Después el nivel clave en los 11.500-11.600 puntos para dar continuidad a las opciones impulsiva ya anular el tramo correctivo para buscar el siguiente objetivo que marcamos de los 11.800-12.000 puntos. Así quedaría en condiciones de cumplir el objetivo del patrón de vuelta mayor que sigue vigente y que acaba su proyección entre los 12.000-12.500 puntos. A partir de ahí quedaría de nuevo en escenario de avance con búsquedas que nos colocan en los 12.800-13.000 puntos a los que les puede venir bien ahora esta fase de consolidación.

En portada

Noticias de