Estrategias de inversión para el cierre del ejercicio

evento-trading--644x362

Proponemos una primera estrategia basándonos en la expectativa positiva que se puede dar en el Santander en este periodo más favorable de confirmar un patrón de suelo. El análisis se vería confirmado con la superación con intención y de forma consistente del nivel de los 4,60 euros. La proyección teórica desde la perspectiva técnica que a medio plazo tenemos se extiende hasta la zona de los 6,50 euros, con un primer impulso rápido que podría llevarle a buscar los psicológicos 5,00. Es un movimiento bastante atractivo para que tomando un riesgo limitado y conocido y tomando apalancamiento con un producto como los Warrants se pueda obtener una buena rentabilidad superior a la que alcanzaríamos con la inversión directa en la acción. Incurriendo además en un menor coste y sin recurrir a un bloqueo de capital. Estaremos aprovechando el posible retroceso que está experimentando el valor para confirmar esta posibilidad de patrón para seleccionar un precio de ejercicio más cercano al nivel de ruptura de confirmación y aumentar las opciones de éxito con la estrategia.

En este caso seleccionaríamos un Warrant Call emitido por Commerzbank sobre el Banco de Santander con vencimiento 16 de diciembre y precio de ejercicio o Strike 4,75 euros. El desembolso de la prima será, a los niveles actuales de cotización del Santander (4,38 euros), sobre los 0,04 euros. De esta forma si durante este periodo temporal antes del vencimiento, se cumple nuestro análisis y el valor supera los 4,60 euros y se dirige a nuestro precio de ejercicio obtendríamos una gran rentabilidad con el supuesto del movimiento rápido esperado hasta los 5,00. La variación en el precio de la acción sería de 8,5 por ciento, pero la prima, el precio del Warrant, manteniéndose la volatilidad elevada en los mismos niveles actuales para los cálculos se colocaría sobre 0,06 euros. La rentabilidad de la inversión en este caso sería de un 50 por ciento.

Análisis de Santander

El riesgo lo tenemos en que no se cumplan las expectativas del análisis y no supere este nivel de los 4,75 euros o retroceda antes de la fecha de vencimiento, nos supondría la pérdida total de la inversión. En tanto que si invertimos en las acciones sólo asumiremos pérdidas si baja de nuestro precio de compra, pero tendríamos que haber desembolsado un capital mucho mayor.

Si pensamos que el Santander y otros pesos pesados del Ibex pueden tener este comportamiento positivo de cara al final del año completando estos patrones de cambio de escenario tocaría concluir que en el selectivo podría darse este mismo comportamiento.
El análisis semanal del gráfico del Ibex nos muestra una zona de fuerte resistencia en torno a los 9.225 puntos en una situación de rango lateral que mantiene el sesgo positivo por encima de los 8.250 puntos. Y una banda final en la zona de los 7.650 puntos que corresponde a los mínimos del ejercicio. Estos serían nuestros niveles de referencia sobre los cuales podemos buscar una estrategia. Si cumple la premisa de una ruptura de este nivel de los 9.225 puntos el rango objetivo a medio plazo es significativo pues puede extenderse hasta los 11.100 puntos. Pero el riesgo de incumplimiento y una vuelta a los soportes no es descartable desde los niveles actuales.

Análisis del Ibex

Si queremos participar del movimiento que puede darse antes del final del ejercicio el instrumento elegido en este caso serían los Turbo Warrants. Y como lo que buscamos es un movimiento de avance, con una protección que nos limite las pérdidas en caso de no cumplirse el análisis, los Turbo Warrants Call serían la mejor opción. Elegimos en este caso un vencimiento más largo, marzo de 2017, para cubrir también el periodo del llamado «efecto enero» del que no participamos si utilizamos el vencimiento de diciembre. En este caso asumiendo el análisis buscamos un precio de ejercicio y por tanto barrera en la zona de stop que nos marca el cambio de sesgo en el análisis, es decir la zona de los 8.250 puntos.

El instrumento elegido sería así el Turbo Warrant Call emitido por Commerzbank de vencimiento 17 de marzo de 2017, cuyo último día de negociación es el día anterior y con precio de ejercicio y barrera en los 8.250 puntos. La implicación de este nivel de barrera es que si la alcanza durante algún momento de la vida del Turbo Warrant este acaba perdiendo toda la prima pagada. Esto actúa como nuestro stop de pérdidas automático, ya que si los precios siguieran descendiendo y estuviéramos invertidos con un futuro éstas continuarían incrementándose. Esto no sucede con el Turbo Warrant, y a su vez lo que si nos permite es tomar todo el recorrido al alza del activo subyacente, en este caso el Ibex de manera ilimitada hasta su vencimiento. Y todo ello con un coste de capital muy inferior a tomar la misma posición con otro tipo de instrumento, puesto que no depositamos garantías y no tenemos liquidaciones diarias de pérdidas y ganancias. Si en cualquier momento alcanzamos el objetivo o queremos realizar un cambio de estrategia vendemos el Turbo Warrant Call al precio cotizado y realizamos los beneficios de la operación.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses