España capta 2.183 millones en bonos y roza el 100 % de su objetivo anual

España ha captado hoy 2.183 millones de euros en su última emisión del año y se ha quedado al borde de alcanzar el 100 % de su objetivo de emisión para el ejercicio, que era de 120.300 millones de euros.

En lo que va de año, el Tesoro Público ha adjudicado casi 120.100 millones de euros, por lo que la diferencia es de apenas 200 millones; este fleco puede compensarse bien con tesorería o bien, apuntan fuentes del Ministerio de Economía, en una segunda vuelta el próximo lunes.

La puja de hoy ha conseguido 2.183,11 millones de euros en bonos a cinco años y obligaciones a diez, que en ambos casos se han colocado a un interés marginal menor que el de anteriores subastas.

La mayor parte, 1.282,74 millones de euros, han salido a diez años con un interés marginal del 1,434 %, frente al 1,549 % aplicado anteriormente.

Los 900,37 millones de euros restantes se han colocado a cinco años con un interés marginal del 0,226 %, frente al 0,454 % de la puja previa.

En total, los inversores han solicitado hoy algo más de 3.943 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura, que es la diferencia entre lo demandado y lo que finalmente se ha subastado, ha sido de 1,8 veces.

El Tesoro cierra así su calendario de emisiones con nuevas rebajas en los tipos de interés, en un ejercicio en el que en varias ocasiones se han aplicado tasas negativas a las subastas a corto plazo.

Como explica Javier Urones, analista de XTB, el Tesoro cierra 2016 como un "excelente ejercicio", y en su última emisión ha conseguido incluso mejores resultados que en la emisión de principios de mes.

En concreto, el analista destaca el interés de las obligaciones a diez años, "piedra angular de todos los demás vencimientos, que se ha colocado a un interés medio del 1.423 %, inferior al 1.540% anterior".

Por lo que respecta a la demanda de los inversores, añade Urones, se ha mostrado realmente elevada, "probablemente influida por los ajustes de carteras".

El Tesoro cierra así un año récord en la reducción de intereses, lo que permitirá ahorrar cerca de 2.000 millones de euros, tal y como calculó el pasado octubre el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Aunque en noviembre las tensiones de mercado provocadas por Italia elevaron levemente la rentabilidad aplicada a la deuda española, la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de ampliar su programa de compra de deuda ha contribuido a reducirla de nuevo.

Y esto, señala Javier Urones, unido a la buena trayectoria de la economía española, invita a pensar que esta mejora en el interés exigido "se extenderá también para 2017".

En concreto, el BCE decidió el pasado jueves continuar hasta finales de diciembre de 2017 con sus compras de deuda pública y privada en la zona del euro "hasta que vea un ajuste sostenido" en la inflación del área, aunque anunció que reducirá su volumen de 80.000 a 60.000 millones de euros mensuales a partir de abril de 2017.

El Tesoro reanudará las emisiones el próximo 5 de enero, con una subasta a largo plazo, de bonos y obligaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.