Emergentes: ¿Llega la recuperación definitiva?

Son mercados que han remontado con fuerza gracias al rebote de las materias primas, a la nueva posición de la Reserva Federal y a las propias valoraciones. Los expertos aún aconsejan, en términos generales, mantener la prudencia. 

bolsas-chinas-reajuste-crac--644x362

Los mercados emergentes están remontando. Fabrizio Guirighetti, de SYZ Asset Management, detecta varias razones que lo explican. En primer lugar, porque después de una venta masiva de posiciones e infraponderación generalizada en activos de mercados emergentes durante los últimos dos años, afloraron nichos de valor en la deuda de estos mercados en moneda fuerte, así como en el mercado de divisas. En su opinión, aunque ello fue menos obvio en la renta variable, también se convierte en válido si se compara con las acciones de los países desarrollados. En segundo lugar, además de cuestiones de valoración, influyen, en opinión de Guirighetti, las medidas acomodaticias adoptadas por el Banco Central Europeo y el Banco de Japón, la postura de la Fed y noticias macro tranquilizadoras que confirmaron que las preocupaciones sobre la recesión eran exageradas. Todo esto fue lo que desencadenó el desbloqueo del valor de los activos de los mercados emergentes. Mark Gordon-James, de Aberdeen AM, añade más razones, como las señales de una mejora económica en China, el 'rally' en el petróleo y otras materias primas, así como la debilidad del dólar. Todas estas cuestiones cuajaron en marzo, mes en el que la entrada de capital en el mundo emergente marcó máximos de 21 meses, con 36.800 millones de euros. Con esa cifra, además, se batió la media de 22.000 millones mensuales de 2010-2014. 

¿Una subida sostenible?

Pero, ¿es sostenible esta subida? «No estamos todavía seguros de ello, por lo que optaríamos por una exposición muy reducida por el momento. Los principales factores detrás de la mejora favorecen al igual a los mercados desarrollados; los emergentes pueden como mucho ser un complemento a los desarrollados en las carteras, no una alternativa», responde Henrik Lumholdt, de Inversis. Da varias razones para la prudencia: afirma que aunque el rebote del petróleo sí tiene potencial para continuar, el tirón de la demanda que ha representado antes China para los demás emergentes no volverá durante un tiempo, añade que hay muchos emergentes con graves desequilibrios y advierte de que aunque el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal está muy anunciado, los últimos años han demostrado que no por esto los emergentes no se ven afectados. Y, según comenta, el problema principal derivado es la salida de capital y debilitamiento de las divisas emergentes, en un contexto de más deuda en divisas. 

Para Klaus Bockstaller, gestor de Pictet-Emerging Markets High Dividend, comenta que si bien la baja valoración de las acciones de los mercados emergentes respecto a sus cotizaciones históricas y a los países desarrollados son una base para un buen comportamiento en 2016, para que sigan las subidas, es necesaria una mejora de la previsión de aumento de beneficios empresariales o una mayor disminución de la percepción de riesgo. 

Bert Van der Walt, de Mirae Asset Global Investments, apunta la conveniencia de vigilar las variables que influyen en la evolución de los mercados emergentes para dilucidar si las subidas pueden continuar, o no. Entre ellas, una de las más importantes es la política de la Reserva Federal y, respecto a ello, comenta que es demasiado pronto para especular si la actuación de la Fed contribuirá a una mejora sostenida de los mercados emergentes. Añade este experto que los fundamentales no son todavía fuertes para permitir un 'rally' más amplio y sostenido en los mercados emergentes. «Por ejemplo, las recientes revisiones de los beneficios han sido débiles para muchas compañías de los mercados emergentes y muchos economistas estiman crecimientos en estas economías que no están cerca de su potencial. Una vez que veamos una significativa mejora en la previsión del crecimiento económico, sin embargo, esperamos un incremento del retorno sobre el capital y revisiones al alza en los beneficios entre las compañías de los países emergentes. Después, el diferencial de crecimiento entre los países emergentes y los desarrollados probablemente se ampliará de nuevo, favoreciendo un 'rally' más sostenible en las acciones emergentes». 

Se ha tocado fondo

Según Gordon-James, el ciclo de beneficios parece haber tocado fondo y las compañías de los mercados emergentes deberían registrar un crecimiento razonable de los beneficios este año en términos de moneda local. Destaca también los esfuerzos de los gobiernos por impulsar el crecimiento, los balances sólidos de los sectores público y privado y que no se prevean grandes emisiones de deuda. «Así, después de varios años de desaceleración creemos que los mercados emergentes están ahora mucho mejor posicionados para una recuperación sostenible», afirma Gordon-James.
Pedro Lacambra, de Ibercaja Gestión, explica que sobreponderaron los mercados emergentes a principios de febrero, aunque añade: «Si bien es cierto que en absoluto el per (precio entre beneficio) estimado para 2016 (11,7 veces) es el más barato de todas las regiones, lo cierto es que el relativo frente a mercados desarrollados está ligeramente por debajo de la media». Comenta que ahora siguen sobreponderando la región, pero con un sesgo más hacia neutralizar tras las ganancias obtenidas: «Para hacer una apuesta seria por mercados emergentes, por la volatilidad que representa la inversión en este activo, estaría más cómodo entrando con un mayor descuento». «Para volver a sobreponderar la región agresivamente necesitaríamos ver una estabilización en las revisiones a la baja de beneficios empresariales y de los PIB o mayores descuentos en valoración», añade Lacambra. 

«No tenemos ni idea sobre cómo se pueden comportar estos mercados a corto plazo. Con una perspectiva de largo plazo, encontramos muchas compañías infravaloradas en Hong Kong, Brasil, China y Rusia, además de en Corea, bien gestionadas pero con limitado interés por parte de los inversores. Pensamos que esto se corregirá con el tiempo, especialmente teniendo en cuenta que las buenas compañías cogen ventaja en los buenos tiempos ganando cuota de mercado al tiempo que las más débiles quiebran, como actualmente está ocurriendo en Brasil, por ejemplo», añade Louis d'Arvieu, de Amiral Gestión. Apuesta sobre todo por compañías pequeñas y medianas. En ellas, afirma, están puestos ya en precio escenarios muy malos, algo que no es siempre así en el caso de las grandes. 

Los mejores países

El experto de Amiral ya ha introducido alguna preferencia por países dentro del universo emergente. ¿Por cuáles apuestan el resto? Según Alejandro Vidal, de Banca March, los mercados asiáticos son los que se sustentan sobre una situación económica más estable, especialmente en los sectores ligados al consumo, y afirma que es en ese tipo de activos en los que apoyan su estrategia. Añade que, en el corto plazo, pueden seguir haciéndolo bien los activos más vinculados a la recuperación en los precios de materias primas y energía. Respecto a esto, advierte sobre la volatilidad de estos mercados y sus divisas, por lo que aconseja seguir manteniendo la prudencia, «especialmente en países donde el panorama político sigue siendo muy complejo, como por ejemplo Brasil», concluye.
Bert van der Walt comenta que un aterrizaje brusco en China es altamente improbable. Añade, además, que hay suficiente margen desde el punto de vista político para mantener la divisa estable, dado que el país cuenta con un superávit comercial de 700.000 millones de dólares anuales. Además, apunta que la deuda de los hogares se mantiene muy baja, por lo que el potencial para cambiar el modelo productivo hacia uno ligado al consumo se mantiene intacto. India se mantiene para Mirae como uno de los mercados favoritos de Asia, que sobresale gracias a su demografía, la situación financiera de los hogares y la competitividad del sector privado. También para el experto de Aberdeen India es el favorito: «Nuestra exposición por países es resultado directo de nuestro enfoque 'stock picking'. India es nuestra mayor posición en términos de país porque encontramos empresas de calidad ahí», comenta Gordon-James. Además, tiene exposición significativa a Brasil, México, Filipinas y Tailandia. Pedro Lacambra añade: «Dentro de los países emergentes estaríamos más cómodos invirtiendo en India y México (único país emergente, junto a Turquía, donde las revisiones de beneficios a la baja se han estabilizado) e infraponderando Brasil que, tras el excepcional comportamiento demostrado por su mercado, debe acometer serias reformas estructurales y esperar a ver sus efectos sobre la economía». 

Para Quirighetti, en bolsa, se queda con Asia. Destaca que Taiwán ofrece las valoraciones más baratas de la región, seguido de Corea, Singapur y Hong-Kong. Rusia se encuentra también en el grupo de los países baratos, aunque ello se debe especialmente al crudo. En bonos, afirma que prefiere la deuda soberana a diez años de América Latina (Perú, México, Colombia, Brasil y Panamá) en moneda fuerte. Además, tiene posiciones en Sudáfrica y en Turquía en dólares. En el mercado de divisas, ha tomado exposición en el peso mexicano. Aún tienen posiciones en el real brasileño y acaba de invertir en el peso argentino a través de futuros. 

En bolsa, por sectores, Lumholdt apuesta por industria y materias primas en casos como el mexicano y servicios en caso como India. Gordon-James añade que tienen algunas compañías de consumo básico en sus carteras. Además, le gusta el sector financiero, con bancos minoristas locales, aseguradoras de vida e inmobiliarias enfocadas a centros comerciales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.