El informe maldito que avergüenza a Deutsche Bank

Deutsche Bank Research ajusta cuentas con Merkel y el regulador de los mercados en un crítico informe que solo estuvo accesible durante dos horas

¿Se imaginan que en España los economistas de BBVA Research publicaran un informe de 20 páginas criticando las políticas de Sánchez y calificando a la CNMV de incompetente e ineficiente? 

Totalmente impensable, ¿verdad? Se trata de una línea que ninguna entidad financiera española hasta ahora se ha atrevido a cruzar, a plasmar públicamente lo que piensan en privado. 

Deutsche Bank sí lo ha hecho, aunque su sinceridad ha sido efímera. En concreto ha durado dos horas, el tiempo que estuvo accesible en su web un informe demoledor con las políticas de Merkel y el papel jugado por el supervisor de los mercados Bafin. 

El director de DB Research escribió el informe 

El estudio fue escrito por el director de DB Research, Jan Schildbach, y editado por Stefan Schneider, economista jefe de esta unidad de investigación del banco alemán. No fue algo que se cocinó a espaldas de los directivos del banco. 

Pero, por su contenido y a escasos días de las elecciones alemanas (la revista Inversión dedica su número de esta semana a analizar los comicios y los cambios en el DAX), sacudió los cimientos políticos y financieros del país y Deutsche Bank tuvo que reaccionar con su retirada. 

Publicidad

Sin embargo, esas dos horas fueron suficientes para que una web germana especializada en el sector bancario, finanz-szene, recogiera las partes más jugosas del informe. 

Publicidad

Un sector bancario lento, esclerótico e ineficiente 

Sobre el sector bancario del país, la impresión de los economistas de Deutsche Bank es que es  “crónicamente lento, estructuralmente esclerótico, extremadamente poco rentable y demasiado ineficiente”.  

“Por lo tanto, más de una década después del final de la crisis financiera, todavía está atrapado en una reestructuración interminable, mientras que otros países hace tiempo que la dejaron atrás y (pueden) mirar hacia adelante". 

El tono se eleva en la parte que afecta al supervisor de los mercados financieros alemanes, Bafin. “Es probable que, desafortunadamente, apenas exista un regulador financiero en los países industrializados de todo el mundo bajo cuya mirada se han producido tantos escándalos financieros en los últimos 15 años...”  

“...Y en los que el regulador financiero ha dado una imagen tan mala, a veces disfuncional, como la agencia federal alemana de supervisión de servicios financieros”, añade el informe. 

Poco protagonismo de Bafin en los escándalos 

Según los economistas de DB Research, esto se debe a los déficits que presenta Bafin en la cultura de supervisión y en la cualificación de su personal.  

Además, señalan que en sonados escándalos financieros, como el de Wirecard o Cum-Ex, el supervisor apenas si hizo algo reseñable. 

Publicidad

La pregunta que se hace ahora el sector es si, precisamente, corresponde a Deutsche Bank lanzar estas acusaciones, cuando desde 2008 este banco no ha parado de estar envuelto en escándalos por los que ha tenido que pagar multas multimillonarias. 

El banco alemán fue una pieza fundamental en la comercialización de las hipotecas subprime, que estuvieron detrás de la última gran crisis financiera.  

También ha estado implicado en la manipulación de los tipos de interés, del euribor y del libor. 

Publicidad

Y ha aparecido, en más de una ocasión, en la lista de entidades financieras vinculadas al blanqueo de dinero a nivel internacional. 

Todo esto, es cierto, se cita en el informe como ejemplos de la decadencia del sector bancario del país y de los fallos regulatorios.  

Pero en ningún momento se dice que es Deutsche Bank protagonista de estos escándalos. 

El banco que perdió la mitad de su valor 

Solo hace referencia, sin nombrar, cuando apunta que “en términos de valor de mercado, el representante alemán más fuerte (es Deutsche Bank) solo ocupa el puesto 84 a nivel mundial, incluso detrás de los bancos de países emergentes como India, Indonesia, Arabia Saudí y Catar”.  

“Durante este período, el banco alemán más grande (de nuevo se refiere a Deutsche Bank) perdió la mitad de su valor de mercado. Otros grandes bancos alemanes se han visto aún peor afectados o incluso han dejado de existir". 

Publicidad

Deutsche Bank y Deutsche Bank Research se han desmarcado “en el tono y en el fondo” de estas críticas “inapropiadas” contra los responsables políticos y el supervisor y por eso decidieron retirar el informe de la página web. 

En portada
Publicidad
Noticias de