El Ibex-35 cierra por encima de los 10.400, pero lejos de máximos

La sesión fue de menos a más para el Ibex-35 hasta primera hora de la tarde, cuando el índice perdió velocidad. Así, terminó el día lejos los 10.460 puntos que llegó a marcar, pero por encima de los 10.400. Además, el selectivo español fue prácticamente el mejor de la jornada, sólo superado por el índice de Lisboa. 

bolsaMadrid

Segunda sesión al alza para el selectivo español después del trauma del lunes en que perdió un 1,32%. Pero el índice no recupera con ello los máximos más recientes, los 10.462 puntos en que cerraba el viernes pasado el primer trimestre del año. El indicador daba un último cambio en los 10.402 puntos, lo que supone un avance del 0,4%, después de ganar un 0,35% el martes. 

El cierre en positivo de hoy estuvo claro desde el principio de la jornada. De hecho, el selectivo fue de menos a más, desde los 10.380 puntos en que arrancó la jornada, hasta superar los 10.460 puntos pasadas las cuatro de la tarde. A partir de ahí se vino abajo y sólo logró cumplir con su misión de preservar los 10.400 puntos. 

Gráficos similares dibujaron otros indicadores europeos. Aunque algunos registraron un peor final que el Ibex-35. Así, el Dax alemán terminó la jornada con una caída superior al medio punto porcentual, mientras que el Cac 40 francés se dejó un 0,18%. El Ftse Mib de Milán terminó la jornada prácticamente plano. Al mejor tono mostró el Ftse 100 británico, al anotarse un 0,13%. El PSI-20 de Lisboa se apuntó cerca de medio punto porcentual. 

Al selectivo español le ayudó el rebote registrado por ACS y el Sabadell, que ganaron un 2,45% y un 2,04%, respectivamente. Después se situaron Acerinox y Repsol, con revalorizaciones de un 1,88% y de un 1,81%, respectivamente. Entre los valores al alza, también Repsol, que se anotó un 1,81%, mientras que Red Eléctrica ganó un 1,61%. Merlin Properties, Dia, Endesa, Mediaset y BBVA avanzaron más de un 1%. Aena, justo un punto porcentual.

En negativo, Gamesa fue el peor, con un recorte del 3,42%. Después, lejos, Grifols, que se dejó un 0,83%. Cellnex, por su parte, retrocedió un 0,68%. 

Entre los grandes, dos en rojo: Inditex, que perdió algo más de medio punto porcentual, mientras que Telefónica retrocedió un 0,29%. Entre los bancos, el único a la baja fue el Popular, que se dejó un 0,25%. 

EE.UU. y sus datos económicos

Wall Street sí se movía al alza, con ganancias en los principales indicadores que rondaban el medio punto porcentual. Y, por tanto, se mostraba poco sensible al misil lanzado por Corea del Norte mientras se prepara la reunión que mantendrán el presidente Donald Trump con su homólogo chino Xi Jinping. 

Los indicadores que se publicaron a primera hora de la tarde en Estados Unidos tenían un tono mixto. Los de empleo fueron muy buenos: de acuerdo con la agencia de empleo ADP, durante el mes de marzo se crearon 263.000 nuevos puestos de trabajo, en su mejor dato desde diciembre de 2014, frente a los 185.000 estimados por el consenso de analistas. Bien es verdad que el dato de febrero se revisó a la baja desde los 298.000 hasta los 245.000. En todo caso, es un buen aperitivo para el informe oficial de empleo que se publicará el próximo viernes, de acuerdo con el cual la tasa de paro se habría mantenido en marzo en el 4,7%, con la creación de 180.000 nuevos empleos en la economía no agrícola.

Lo que vino algo peor fue el índice de gestores de compras del sector servicios, que adelgazó algo más de lo esperado por los analistas, con lo que registró su menor crecimiento de los cinco últimos meses. Puede ser preocupante que algunos datos del primer trimestre del año en Estados Unidos hayan sido un poco decepcionantes, pero la ralentización del crecimiento en la primera parte del año ha sido algo común al menos en los tres últimos ejercicios. 

Más avanzada la sesión americana y ya con las plazas del Viejo Continente cerradas la Fed sacaría a la luz las actas de la última reunión. 

Por la mañana también se habían publicado muchas referencias en el Viejo Continente. Entre otras, el índice de gestores de compras del sector servicios europeo, que se revisó a la baja por sorpresa desde los 56,5 a los 56 puntos, y lo mismo sucedió con el indicador compuesto, que también incluye el del sector industrial, que pasó de los 56,7 hasta los 56,4 puntos. 

Divisas, deuda y materias primas

En el mercado de divisas, con la combinación de todos estos datos, vimos cómo el euro retrocedía un 0,11%, hasta el nivel de 1,0662 unidades. 

En el mercado de deuda, estabilidad relativa, con el interés del bono estadounidense a diez años instalado en el 2,35%, y el alemán, en el 0,25%. La rentabilidad del bono español se mantenía a las puertas del 1,60%, mientras que el rendimiento de los títulos italianos se colocaba en el 2,25%. El interés del bono francés rondaba el 0,90%.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba medio punto porcentual, hasta los 54,43 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 1,20% al cierre de la sesión europea, hasta los 51,64 dólares. Pero cuidado con el petróleo, puesto que en Estados Unidos los inventarios marcaban su nivel más elevado desde 1992. Tras ello, el crudo sí se vino un poco abajo. De hecho, el Brent llegó a superar a primera hora de la tarde la barrera de los 55 dólares. 

El oro, mientras tanto, registraba su primera sesión en rojo después de tres seguidas de ganancias: retrocedía un 0,71%, hasta los 1.247 dólares. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.