El Ibex-35 cierra en máximos desde agosto de 2018

El acuerdo comercial y el resultado de las elecciones británicas dan aire a los índices bursátiles en el último tramo del año

ibex bolsa de madrid 630

Jornada generalizada de avances en las Bolsas a uno y a otro lado del Atlántico. El acuerdo comercial parcial entre Estados Unidos y China y el resultado de las elecciones británicas parecen haber despejado las dudas que se cernían sobre los mercados y dejan vía libre a las subidas en las últimas sesiones del año. La recta final de este ejercicio, de momento, parece la opuesta a la del pasado: en diciembre de 2018 todos los índices mundiales registraron fortísimos recortes, mientras que en lo que llevamos de último mes de este 2019, el Ibex-35 se anota un 3,5%, el Ftse 100, alrededor de un 2,7%, y el Eurostoxx, un 1,8%. Pero es que, en general, este año está siendo completamente diferente a 2018: si bien en el que termina la mayoría de los activos están siendo rentables, tanto en renta fija como en renta variable, en el pasado los inversores no ganaron prácticamente con ninguno. 

El Ibex-35 encadenó hoy su cuarta sesión consecutiva de ascensos. Al cierre, se anotaba un 1,22%, para dar un último cambio en los 9.680,6 puntos. Son máximos anuales y desde agosto de 2018. En lo que llevamos de año, el índice gana un 13,5%. La mayor parte de los indicadores europeos acumulan una rentabilidad en el ejercicio que es el doble de esta cifra (el Ftse Mib de Milán sube un 28% y el Dax alemán y el Cac 40 francés, un 26%). Sólo hay una excepción: el Ftse 100 británico, que se apunta un 12% en este 2019. Pero en la jornada de hoy el británico fue el índice más rentable, con una subida de un 2,25%. Mientras, el Cac 40 se apuntó un 1,23%. Algo atrás se quedaron otros indicadores, como el Dax alemán, que se anotó un 0,94%, mientras que el Ftse Mib de Milán subió un 0,84%, y como el PSI-20 de Lisboa, que se revalorizó un 0,34%. 

Varios índices bursátiles europeos (aunque no el Ftse 100 o el Ftse Mib de Milán) están en máximos anuales. Algunos también están en su nivel más alto desde 2018, como el español o el Dax alemán. Pero el Cac 40 francés se encuentra en su nivel más alto desde 2007.

En Wall Street, además, los índices se encuentran en máximos históricos. Aunque sus avances en la sesión de hoy eran algo más discretos que los que registraban los indicadores del Viejo Continente: el Dow Jones, al cierre de la sesión europea, se anotaba un 0,63%, mientras que el S&P 500 subía un 0,83% y el Nasdaq, algo más de un punto porcentual. 

Sólo cinco valores del Ibex-35 en rojo

En el selectivo español, únicamente cinco valores terminaron en negativo. Mapfre fue el peor, con un recorte del 3,74%. A continuación se colocó Ence, que se dejó un 0,64%. Aena, Cie y Natugy completaron la lista de compañías en rojo, con pérdidas de un 0,26%, 0,16% y 0,13%, por ese orden. 

En verde, Indra fue el valor más rentable, con una revalorización del 4,12%. Siemens Gamesa, por su parte, se anotó un 3,84%. Inmediatamente después se situaron los dos grandes bancos, Santander y BBVA, con ganancias de alrededor de un 2,3%. ArcelorMittal y Meliá fueron los otros dos valores que subieron más de un 2%.

Entre los grandes valores también destacaron Telefónica e Inditex, que subieron un 1,86% y un 1,80%, respectivamente.

Balance favorable de la agenda económica

Los ascensos de la sesión de hoy en Europa tenían lugar pese a la ligera decepción macroeconómica. El índice de gestores de compras del sector industrial de la zona euro correspondiente al mes de diciembre se colocaba por debajo de lo esperado (en los 45,9 puntos, frente a los 47,3 puntos pronosticados por el consenso y, por tanto, claramente en zona contractiva). Bien es verdad que el del sector servicios superó las expectativas, al subir desde los 51,9 hasta los 52,4 puntos. Ello significa que si bien la actividad manufacturera sigue deteriorándose, el sector servicios aguanta. 

Algo parecido ocurrió en Estados Unidos: si bien la actividad del sector industrial decepcionó un poco (aunque al otro lado del Atlántico este indicador se encuentra ampliamente por encima de los 50 puntos y, por tanto, en fase expansiva), la del sector servicios superó las previsiones del consenso. El índice de confianza del sector de la promoción inmobiliaria, sin embargo, ofreció una lectura muy favorable, al subir por sorpresa desde los 70 hasta los 76 puntos.

En el mercado de divisas, el apetito por el riesgo favoreció al euro: al cierre de la sesión, la divisa comunitaria se apreciaba un 0,20% frente al billete verde, para situarse el tipo de cambio en 1,1141 unidades.

Los inversores deshicieron posiciones en el mercado de deuda y las rentabilidades subieron: el interés del bono americano a diez años subió desde el 1,82% hasta el 1,88%, mientras que el de su comparable europeo pasó del -0,30% hasta el -0,28%. 

El precio del oro, otro refugio, también bajó: recortó un 0,10%, hasta los 1.475 dólares.

El barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 0,4%, hasta los 65,5 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subió un 0,15%, hasta los 60,16 dólares. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.