China se inclina por una cautelosa relajación monetaria pese al Covid-19

El Banco de China reduce el coeficiente legal de reservas para aumentar la liquidez, pero rechaza rebajar los tipos de interés, como esperaba el mercado.

El Banco Popular de China (PBOC) optó por avanzar hacia una cautelosa relajación de las condiciones monetarias pese a que el país vive el peor brote de Covid-19 en dos años, lo que obligó a duros confinamientos en capitales importantes como Shangai.

De esta forma, el emisor del mercado chino redujo el coeficiente legal de reservas para la mayoría de las entidades comerciales en 25 puntos básicos, porcentaje que se extendió hasta los 50 puntos básicos en el caso de los bancos más pequeños.

Publicidad

El cambio en el coeficiente legal de reservas será efectivo a partir del 25 de abril y liberará unos 530.000 millones de yuanes (83.000 millones de dólares) de liquidez en la economía, dijo el banco central. La última vez que se redujo este coeficiente fue en diciembre.

Por el contrario, mantuvo sin cambios los tipos de interés a un año, lo que decepcionó las expectativas del mercado, ya que el consenso de analistas esperaba un recorte en el precio del dinero.

China opta por la cautela en su política monetaria

Ambas medidas muestran una gestión cautelosa de la política monetaria en un contexto incierto y marcado por la expansión del coronavirus.  

"El principal desafío que enfrenta la economía son los brotes de ómicron y las políticas de bloqueo que restringen la movilidad", dijo Zhang Zhiwei, economista jefe de Pinpoint Asset Management. “Más liquidez puede ayudar en el margen, pero no aborda la raíz del problema”.

Publicidad
Publicidad

Si bien algunos economistas esperaban una reducción en los tipos de interés, los analistas de Goldman Sachs dijeron que es poco probable que sea ese mes.

La rebaja del coeficiente de reservas entrará en vigor dentro de diez días y los costes que se puede ahorrar la economía china parecen "demasiado pequeños”, dijeron los analistas del banco estadounidense.

Débil demanda de crédito

La demanda de crédito sigue siendo débil en medio de las medidas de bloqueo y la caída del mercado inmobiliario.

El problema es que los bancos no están dispuestos a prestar en un entorno en el que cada vez hay más riesgos.

Esto significa que cualquier recorte de tipos solo tendrá un “efecto mínimo en el crecimiento económico”, dijo Craig Botham, economista jefe para China de Pantheon Macroeconomics.

Publicidad

La cuestión es que el Banco de China tampoco tiene mucho margen para recortar los tipos. La línea dura de la Fed eliminó la prima de rendimiento de los bonos chinos frente a los estadounidenses, lo que alimenta las salidas de capital y presiona al yuan.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de