Carlos Doblado e Isaac de la Peña: "Es imposible vivir del trading si tienes 10.000 euros"

Corren el riesgo de ser quemados por herejes, pero tampoco están muy preocupados. Y es que el libro 'Fundamentos del[…]

Corren el riesgo de ser quemados por herejes, pero tampoco están muy preocupados. Y es que el libro 'Fundamentos del Análisis Técnico' (Deusto), que acaban de sacar al mercado Carlos Doblado e Isaac de la Peña, llega metiendo mucho ruido y atacando algunas de las verdades inamovibles de la disciplina, como la importancia del volumen para el día a día del trader. Convencidos de que están aportando algo nuevo, intentan cerrar algunos de los debates clásicos de la disciplina, como el uso de gráficos con dividendos, por el que abogan, y pretenden dar al inversor minorista una aproximación razonada a la materia, justo ahora que este mercado dominado por las máquinas ha reducido más que nunca sus opciones.

Hay muchos libros de análisis técnico ¿qué aportáis con esta obra? 

Carlos Doblado: Precisamente los fundamentos, porque todo el mundo se ha puesto a escribir de análisis técnico sin describir por qué funciona o cuáles son los motivos que hacen que los gráficos tengan sentido. Hay mucha literatura, pero es bastante mala, prácticamente lo mismo todo, sin razonar y sin dar la sensación de que el análisis técnico sea algo más que una colección de imágenes esotéricas. 

Isaac de la Peña: También es un libro muy riguroso en el sentido de que otras obras presentan las figuras como si fueran apariciones marianas, sin fundamento detrás y de manera muy difusa, pero luego la realidad es muy diferente. Es como la teoría de la Onda de Elliott, que es tan difusa que siempre encaja en la realidad. Un buen indicador de la rigurosidad que tiene este libro es que presentamos figuras que fallan, porque queremos que el lector reflexione.

¿La tendencia es la clave de todo? 

C.D: Hablamos de la tendencia para comprender los elementos que hay detrás, los patrones que te permiten manejarte en ella. La gente se toma a la ligera algunos conceptos, se ponen a operar figuras sin saber de dónde proceden, por eso hablamos de fundamentos, porque queremos ir a lo más esencial. El análisis técnico no puede ser operado irracionalmente.

Publicidad
Publicidad

Decir que el volumen es accesorio, ¿no supone ir contra la Biblia del análisis técnico? 

C.D: Es un tema de experiencia, cualquiera se coge un 'blue chip' y no verá nada en el volumen. Antonio Sáez del Castillo, que es el padre de esto y con el que no estoy de acuerdo en muchas cosas, lo dice muy claro. Otra cosa es que cojas un 'small cap', ahí puedes encontrar una pista, pero en valores grandes, donde hay un 80 por ciento de máquinas haciendo puro arbitraje ¿qué te va a decir el volumen? Lo que te puede provocar es que dejes de operar, porque vas a buscar una perfección tan académica en los patrones que no vas a encontrar nada. Kostolany también lo dice claro, los mercados que suben con volumen están en la última fase en dónde nadie está ganando. En los mercados modernos, muy líquidos, completamente arbitrados, las cosas han cambiado. 

I.P: Decimos que el volumen es accesorio, no es que no tenga ningún valor. En días concretos si puede servir, pero no en el día a día de un operador.

¿Por qué no habláis de indicadores? 

C.D: Los indicadores requieren un proceso de estudio, y en trescientas páginas podríamos hablar hablado de alguno. Una vez escuche a un técnico, que gestionaba una SICAV, y decía algo tan absurdo como que el mercado debe colapsar porque el MACD está en sus máximos históricos. En realidad, el MACD es un conjunto de medias, no es un RSI, no está acotado a dos bandas y puede ir donde quiera. Yo no uso mucho los indicadores, soy muy chartista, me apoyo mucho más en sentimiento inversor.

Publicidad

¿Se puede vivir del trading? ¿Cómo hay tantos cursos?

C.D: Somos tan poco amigos de los cursos que ni siquiera cobramos por ellos. Vivir del trading es mucho más difícil de lo que intentan vendernos, porque su objetivo es ese. Lo cierto es que, si tienes mucho dinero, es más fácil hacer mucho dinero, y precisamente quien quiere hacer mucho son los que tienen poco. Tú puedes ganar un porcentaje, pero ¿cómo vas a vivir del trading si tienes 10.000 euros? Es imposible aunque seas un fenómeno y saques a ese dinero un 20 por ciento anual.

¿Qué hacen mal los traders? 

I.P: Hay una correlación entre la gente que opera más y la gente que más pierde. Tiene sentido, son gente que no entiende que las sesiones definitivas, las que deciden el año, son muy poquitas. Tienes que estar ahí, pero una vez que llegas no te muevas y espera la señal correcta. La gente que mira constantemente su cuenta y está modificando sus stops es la que más pierde. 

Publicidad

C.D: Cuando haces esto, estás hiper apalancándote; el problema no es de conocimiento, sino de apalancamiento. Son gente que van tan ciegos de apalancamiento que solo pueden operar en el muy corto plazo, porque más allá del puro intradía, les baja unos puntos el euro dólar y están fritos, con lo que tienen que estar todo el día y muy apalancados para vivir del trading.

¿Cuál es la clave para hacer un buen trading?

I.P. El minorista casero no debería hacer 'day trading'. Para los más profesionales, diría que lo más importante es ser metódico, separarte de tus sentimientos, no acercarte irracionalmente al mercado y aceptar tus pérdidas, que son parte del sistema. 

C.D: Yo añadiría que las operaciones de alta frecuencia han producido un mercado mucho más rápido, más eficiente, de corto plazo, pero en el que las tendencias no se ven afectadas por este tipo de trading. En este mercado de máquinas, el minorista tiene menos opciones que nunca. Cuando empecé a trabajar, operaba muy rápido y bastante apalancado. Mis primeros meses fueron de pérdidas, y lo pasaba muy mal. El problema es que operaba bastante más rápido de lo que yo era capaz de asimilar lo que estaba pasando. Entonces empecé a operar con un gráfico de media hora y empecé a ganar dinero. Lo mejor para el day trader es que se conozca a sí mismo y establezca sus límites.

Carlos comenta en el libro el día en que se dio un gran batacazo. ¿Cómo fue?

Publicidad

C.D: Estaba operando sobre un índice y cometí el error de no ejecutar una orden de 'stop'. Llamé a mi operador, cerré la posición, confiando en que esa orden se había cerrado pero no se ejecutó. Entonces, como no me gusta molestar, lo daba por hecho y al día siguiente me encuentro con que no se había hecho nada. Vendí, pero con tan mala suerte que por primera vez y última en mi vida, no dije venta a mercado sino que di un precio, y el bróker no lo encontró y no me lo comunicó. La posición estuvo cayendo el resto de la sesión y al día siguiente abrió con hueco a la baja. La estuve aguantando mucho tiempo hasta que al final saltó la zona de 'stop' que tenía muy en tendencia y tuve que descontar una pérdida enorme.

¿Qué aprendiste? 

C.D: Me sirvió para darme cuenta de que las cosas improbables en los mercados suceden mucho más frecuentemente de lo que a veces pensamos. Sea cual sea tu modelo, siempre hay cosas que no puedes controlar, por lo que debes diversificar. Yo era de los que decía que no necesito diversificar porque siempre ejecuto mi 'stop loss'. Pero me di cuenta que siempre puedes encontrarte con cosas que son exógenas al modelo.

¿Qué hay en vuestra cartera ahora mismo?

I.P: Algo que me ha interesado mucho en los últimos meses han sido las criptomonedas, como Bitcoin, y tengo una parte razonable de mi cartera invertida aquí. Me ha ido bien.

C.D: Tengo sobre todo producto de Ágora, el 80 por ciento de mi patrimonio está en producto propio, y luego tengo algo de inmobiliario con Housers, no mucho.

Carlos Doblado: Empezó su carrera como trader a los veinte años, en GVC Gaesco, y es uno de los analistas técnicos más reconocidos de España. Es jefe de Estrategia de Ágora EAFI y colaborador habitual en distintos medios de comunicación.

Isaac de la Peña: Es jefe de Tecnología en Ágora EAFI y ha sido director de Tecnología para Microstrategy. Es experto en Internet, sistemas móviles, 'big data' y 'machine learning'. Además, es Limited Partner del fondo Inveready First Capital.

En portada
Publicidad
Noticias de