Brexit. La escasez de camioneros sumerge al Reino Unido en una crisis de combustible

El Gobierno del Reino Unido plantea la emisión de permisos de trabajo excepcionales para lidiar contra la crisis de combustible

Largas colas de vehículos se abrieron paso en las estaciones de servicio en Gran Bretaña el sábado, donde una aguda escasez de conductores de camiones, como consecuencia del Brexit, provoca el racionamiento del combustible.

El trance lleva al Gobierno a considerar la emisión de visas de trabajo temporales para poder distribuir los carburantes. Este domingo, en todo el país, los automovilistas formaban de nuevo largas colas para repostar sus vehículos.

Publicidad

Un gran distribuidor aseguró que estaban racionando las ventas y varios operadores confirmaron que tuvieron que cerrar algunas estaciones, lo que provocó pánico en los compradores.

Ministros del Gobierno Johnson y las compañías petroleras mantienen que hay abundantes existencias de gasolina y diésel.

Interrupción logística antes de Navidad

No hay motivo de alarma, a su juicio, pero la falta de conductores de camiones está obstaculizando el transporte de combustible desde las refinerías hasta las estaciones de servicio.

Mientras los minoristas también advierten de una interrupción significativa en sus suministros en el período previo a la Navidad.

Publicidad
Publicidad

La oficina del primer ministro, Boris Johnson, se defiende con que busca una solución a corto plazo para abordar la escasez de conductores de vehículos pesados.

"Estamos buscando medidas temporales para evitar problemas inmediatos, pero cualquier medida que introduzcamos será estrictamente limitada en el tiempo", explicó Downing Street.

En portada
Publicidad
Noticias de