Boris Johnson echará el resto contra la inflación

Tanto el BoE como el ministro de Hacienda están dispuestos a evitar que la inflación se traslade a salarios, aunque suponga poner en peligro el crecimiento

Los mercados globales se han preguntado hasta qué punto los bancos centrales primarían la lucha contra la inflación frente al crecimiento. Y el Banco de Inglaterra acaba de dar la respuesta: seguirá endureciendo la política monetaria a pesar de que afecte al crecimiento y a los consumidores.

El gobierno del primer ministro Boris Johnson, junto con el Banco de Inglaterra, señalaron esta semana que están dispuestos a subir las tasas de interés a un ritmo sin precedentes para controlar los precios, que van camino del 11 por ciento.

Los comentarios del Tesoro y el banco central indican un cambio de la política monetaria: de apoyar el crecimiento a evitar que la inflación se traslade a los salarios y desencadene una espiral de precios al estilo de la década de 1970.

De hecho, el primer ministro británico, Boris Johnson ha estado expresando su preocupación por la inflación durante las últimas semanas y retomó el tema el lunes, advirtiendo que el Reino Unido se dirige a un entorno difícil.

“Estamos viendo los efectos de la inflación en todo el mundo afectando a este país y a todos los demás”, dijo el primer ministro en un evento en Cornualles. "Tenemos un aumento de precios inflacionario que tenemos que superar".

Publicidad

El BoE dispuesto a subir medio punto los tipos

Ante esta inflación, el Bango de Inglaterra (BoE) elevó este jueves su tasa de interés de referencia un cuarto de punto al 1,25 por ciento, la más alta desde 2009, y sugirió que podría acelerar el ritmo de ajuste en su próxima reunión en agosto.

El economista jefe del BoE, Huw Pill, sugirió el viernes que una evidencia de que la inflación aumenta los salarios o los precios de las tiendas sería suficiente para inclinar al banco hacia un aumento de tasas de medio punto.

Publicidad

Los inversores apuestan a que el BOE ofrecerá varios aumentos descomunales este año, elevando la tasa clave al 3 por ciento. En agosto, el incremento sería de 50 puntos básicos.

Con el apoyo del Ministerio de Hacienda

La decisión de endurecer aún más la política monetaria por parte del BoE cuenta con el apoyo del ministro de Hacienda, Rishi Sunak.

“Sé y espero que tomará las medidas necesarias para que la inflación vuelva a la meta y garantice que las expectativas de inflación permanezcan firmemente ancladas”, añadió.

De este modo, que la escalada que anticipan los mercados no tiene precedentes en la historia moderna del BoE. El banco nunca ha subido las tasas en más de un cuarto de punto en una sola reunión en sus 25 años de independencia. Ahora se espera que lo haga en medio punto.

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de