Alemania se sitúa "al borde de la recesión" mientras la confianza empresarial cae

El presidente del IFO: “Los altos precios de la energía y la amenaza de escasez de gas están pesando sobre Alemania. Las empresas esperan una actividad comercial significativamente peor”

La confianza en Alemania de las empresas se deterioró al peor nivel desde los primeros meses de la pandemia.

El dato lo explica la creciente preocupación de que la inflación récord y el suministro limitado de energía, por la incertidumbre sobre las exportaciones de Rusia, lleven a la economía más grande de Europa a una recesión.

Publicidad

El indicador de expectativas publicado el lunes por el Instituto IFO, con sede en Múnich, cayó a 80,3 en julio desde 85,8 en junio. Los analistas habían pronosticado una caída a 83,0. Otro índice de las condiciones actuales, elaborado por S&P Global, también cayó.

“Alemania está al borde de la recesión”, dijo el presidente del IFO, Clemens Fuest.

“Los altos precios de la energía y la amenaza de escasez de gas están pesando sobre la economía. Las empresas esperan una actividad comercial significativamente peor en los próximos meses”.

El informe del IFO refleja un pesimismo creciente en Alemania. Su recuperación tras la pandemia ya estaba apagada debido a la inflación desenfrenada y la escasez de componentes exacerbada por la guerra en Ucrania.

Publicidad
Publicidad

Otro indicador de la actividad del sector privado, esta vez publicado por S&P Global, indicó que la economía comenzó a contraerse en julio por primera vez este año.

Más inflación los próximos meses

El Bundesbank advirtió la semana pasada de que es probable que el crecimiento de los precios se mantenga elevado en los próximos meses, e incluso puede reanudar su ascenso en septiembre cuando finalicen las medidas de alivio temporales.

Los temores sobre las entregas de gas ruso están “pesando sobre las perspectivas” para el crecimiento alemán, dijo en su informe mensual el banco central.

Un riesgo clave para Alemania, que importa una gran parte de su gas natural de Rusia, es que las nuevas restricciones o paralizaciones en el suministro de energía podrían aumentar aún más la inflación.

Ya presionados por el aumento de los precios, los consumidores y las empresas ahora deben lidiar con tipos de interés más altos después de que el Banco Central Europeo (BCE) elevó los costos de los préstamos por primera vez en más de una década la semana pasada.

Publicidad

Incluso después de ofrecer un aumento de los tipos inicial mayor de lo esperado, es posible que el BCE no se dé por vencido con aumentos descomunales, dijo el miembro del Consejo de Gobierno Martins Kazaks en una entrevista.

La inflación pesará más que los tipos de interés

Fuest dijo que los precios de la energía jugarán un papel más importante en la configuración de la economía de Alemania en los próximos meses.

“La subida del BCE ya está descontada en cierto modo”, dijo. ● Un artículo de Carolynn Look (Bloomberg News) editado al español por Ismael García

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de