Una inversión de 2.300 millones de euros salva a la china LeEco

Una inversión de 16.800 millones de yuanes (2.400 millones de dólares, 2.300 millones de euros) alivió la falta de liquidez de la tecnológica china LeEco y le permitirá seguir adelante con sus operaciones, informó hoy la prensa local.

La gran expansión llevada a cabo por LeEco, una firma que nació en 2004 como una televisión por internet similar a Netflix, que después se lanzó a la fabricación de dispositivos electrónicos y que acaba de desvelar su prototipo de automóvil eléctrico de lujo, puso en duda la continuidad de la compañía por sus problemas de liquidez.

Gracias a una serie de inversiones y sobre todo a la inmobiliaria Sunac China Holdings, que puso 15.000 millones de yuanes (2.200 millones de dólares, 2.000 millones de euros), el fundador de LeEco, Jia Yueting, asegura que la escasez de liquidez de la empresa se ha solucionado "de una vez por todas".

"Durante mucho tiempo, LeEco ha estado luchando sola. Ahora hemos conseguido un fuerte aliado estratégico", afirmó Jia, en una rueda de prensa en Pekín conjunta con el presidente de Sunac, Sun Hongbin.

A pesar de que este acuerdo parece rescatar a la empresa de sus problemas, las acciones de Leshi Internet Information & Technology, una de las filiales de LeEco que cotiza en la Bolsa de Shenzhen, bajaron hoy un 1,12 % al cierre de la sesión tras permanecer en positivo durante casi toda la jornada.

La caída de los valores de Sunac fue todavía mayor, puesto que se hundieron un 8,09 % en la Bolsa de Hong Kong.

Jia, que hasta hace unos meses era uno de los emprendedores más admirados de China, reconoció que LeEco se encontraba en un momento crítico por haberse expandido por encima de sus posibilidades financieras el pasado mes de noviembre en una carta a sus empleados.

En la misiva, el empresario anunció que reduciría simbólicamente su salario a 1 yuan (unos 15 centavos de dólar, 14 céntimos de euros) por año para responsabilizarse de los problemas que atravesaba la compañía.

Para entonces, LeEco ya había presentado sus modelos de teléfono móvil, de televisión, de dispositivo de realidad virtual y hasta de bicicleta inteligente, tras empezar con un popular servicio de televisión por internet que, por ejemplo, tiene los derechos de emisión en China de la liga de fútbol local o la Liga de Campeones europea.

También ultimaba la puesta de largo de su primer coche eléctrico de alta gama, que aspira a competir con el fabricante estadounidense Tesla y que finalmente vio la luz a comienzos de este mes en la feria CES de Las Vegas.

Además, en octubre oficializó su desembarco en Estados Unidos declarando su ambición de plantar batalla, al mismo tiempo, a Netflix, Apple y Tesla.

Todos esos planes pasaron factura a la compañía que, según manifestó Jia en su carta de noviembre, había ido "demasiado lejos" y empezaba a dar síntomas de padecer "los males de una gran empresa".

El fundador de LeEco inició entonces una búsqueda de inversores que pudieran acudir al rescate y, un mes y medio después, dijo haberlo encontrado, pero no reveló hasta el pasado viernes que Sunac realizaba el grueso de la inversión y que también participaban, en menor medida, las financieras Le Ran Investment y Hua Insurance.

A raíz del acuerdo, Sunac pasará a adquirir una participación del 8,61 % en LeShi Internet, un 15 % de su productora LeShi Pictures y un 33,5 % de su filial televisiva LeShi Zhixin.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.