Suárez antepone "el pan de los trabajadores" del naval a la "dictadura saudí"

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ha señalado hoy que antepone "el pan de las más de cinco mil personas que perdieron su puesto de trabajo en los últimos cinco años en el sector naval" a la "dictadura de Arabia Saudí", en relación al posible contrato de Navantia con el país de Oriente Medio para la construcción de cinco corbetas.

"Considero la situación política Arabia Saudí una dictadura que incumple constantemente los derechos humanos con actuaciones con otros países como Yemen o contra su propia ciudadanía", ha explicado el regidor, a lo que ha agregado que "es lamentable que en pleno siglo XXI aún se produzcan hechos tan denostables como dilapidar a un ser humano".

A pesar de ello, ha señalado, antepone la "situación dramática, casi en la miseria", a la que "viene siendo sometida la comarca de Ferrolterra por parte de las diferentes administraciones públicas".

"Desde el Ayuntamiento de Ferrol, a pesar de nuestra ideología, no somos capaces de alterar el orden social y las atrocidades que se cometen en Oriente Medio", ha añadido.

En el pleno celebrado ayer en el consistorio se debatió una moción presentada por el PP con el fin de "demandar la firma del contrato" que desembocó en un debate en el que se ausentaron Beatriz Sestayo y Bruno Díaz, miembros del PSOE y socios en la Ejecutiva junto a Ferrol en Común.

Sobre este movimiento, el alcalde se ha limitado a decir que "las decisiones que toman algunos miembros de otros partidos políticos, aunque sean socios de Gobierno", no va "a entrar" a valorarlas.

Suárez ha mencionado que apoya "decididamente" la construcción de las corbetas, que, a priori, se repartiría entre los astilleros de la ría de Ferrol y los de la bahía de Cádiz.

En cuanto a la posibilidad de que su posición pueda afectar al reparto de carga de trabajo en favor de las instalaciones de Navantia en la ciudad andaluza, ha apuntado que está manteniendo la "misma posición" que José María González, Kichi, regidor gaditano.

"Él manifestó públicamente que estaba al lado de los trabajadores y yo mantengo la misma opinión. Estaré siempre al lado de los empleados de la comarca para procurar un futuro mejor para Ferrol", ha subrayado.

Asimismo, ha agregado que "Kichi pertenece a una organización -Podemos- que no es la misma que Izquierda Unida -la de Suárez-, pero que también rechaza actuaciones contra los derechos humanos".

"Dentro de la contradicción hay que priorizar intereses y pretendemos que tanto Cádiz como Ferrol tengan aliento y puedan recuperar la senda de la creación de empleo, después de encontrarse deprimidas y totalmente abandonadas por los poderes públicos", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.