Sindicatos y oenegés celebran el impuesto digital anunciado por la CE

La Confederación Europea de Sindicatos (ETUC) y la oenegé Oxfam celebraron hoy que la propuesta de introducir un impuesto del 3 % a las grandes empresas digitales anunciada hoy por la Comisión Europea (CE) ayudará a que las compañías paguen impuestos donde operan y no donde se encuentre su sede.

"El impuesto del 3 % sólo afectará a un par de empresas, pero las propuestas para controlar la tributación a largo plazo introducirán a la economía europea en el siglo XXI y apoyarán tanto a Estados miembros pobres como ricos", aseguró el responsable del área de Impuestos de Oxfam, John Langedock, a través de un comunicado.

En este sentido, Langedock llamó a la CE a no centrar sus energías en "victorias a corto plazo", sino a trabajar conjuntamente "para crear reformas fundamentales que garanticen que la industria tecnológica pague los impuestos que debe".

Por su parte, la secretaria general adjunta de la ETUC, Katja Lehto-Komulainen, reivindicó que los impuestos "no tendrían que pagarlos sólo aquellos que no pueden evadirlos" y aseguró que "un incremento de los ingresos por la vía fiscal podría acabar llevando a una tasa impositiva más baja".

Según estimaciones publicadas por la ETUC, la Unión Europea habría dejado de percibir alrededor de 5.000 millones de euros en impuestos de gigantes de la red como Google y Facebook a lo largo de los últimos tres años.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.