S&P cree que el "banco malo" italiano será menos beneficioso que en España

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) consideró hoy el "banco malo" que estudia crear Italia para reducir los créditos morosos que acumula su sector bancario no dará "los beneficios obtenidos en países como España".

En un informe publicado bajo el título "Plan de Italia para reducir sus préstamos no rentables: Por qué no es la panacea", la agencia de calificación consideró "positivo" que Roma y Bruselas llegaran recientemente a un acuerdo para la creación de este mecanismo que ayude a reducir el volumen de créditos morosos.

"Se trata de un paso hacia adelante para ayudar a los bancos italianos a reducir su gran número de créditos morosos", afirmó S&P.

"Vemos la creación de este mecanismo como algo positivo, ya que proporciona un medio para reducir la gran cantidad de activos no productivos (NPAs por sus siglas en inglés) que acumula su sector bancario", añadió.

La agencia cifró estos activos no productivos en 350.000 millones de euros al final de 2015, y apuntó a que de ellos unos 207.000 millones de euros eran préstamos no rentables (NPLs).

Una cantidad en línea con la ya denunciada por la agencia Fitch en diciembre pasado, cuando situó los créditos morosos en 200.000 millones de euros.

Para S&P, "el Gobierno italiano confía en ayudar a los bancos a reducir su morosidad" con este "banco malo" que, a juicio de la agencia, "no será suficiente, al menos a corto plazo".

"Este mecanismo no aborda directamente la diferencia entre mercado y valor de los préstamos morosos, es demasiado caro para los bancos y la garantía del Gobierno se aplicaría únicamente a los tramos altos de los préstamos no rentables", consideró el analista de S&P, Mirko Sanna.

Sanna se refirió a que con este "banco malo", la banca podrá beneficiarse de un incentivo en forma de "garantía" estatal únicamente en los tramos sénior -calificación crediticia elevada- de los activos titulizados depositados por tales entidades, como ya explicó el ministerio de Economía italiano a fines de enero.

Por esta razón, la agencia de calificación subrayó que no cree que este sistema "proporcione los mismos beneficios obtenidos en países como Irlanda o España".

A pesar de ello, matiza que "los activos no productivos de Italia son resultado principalmente de una recesión prolongada" y que "el problema no parece ser tan crítico como lo fue en España e Irlanda, que se vieron severamente afectados por el colapso de sus mercados".

"Por estas razones, pensamos que el mecanismo del banco malo probablemente no tendrá un impacto inmediato en nuestras calificaciones sobre los bancos italianos", señaló Sanna.

El Gobierno italiano estudia junto con la Unión Europea (UE) la creación de un sistema que ayude a oxigenar la banca italiana, cuyo mayor problema es la morosidad.

Aunque aún falta acordar los detalles, la idea principal es que Italia tendría entidades separadas y gestionadas individualmente a las que los bancos podrían entregar sus préstamos de dudoso cobro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.