Rosas barrocas, adornos naturales y un Sant Jordi marcado por caer en sábado

Las rosas "barrocas", voluminosas y abiertas, con adornos naturales llenarán las calles el próximo 23 de abril con motivo de la Diada de Sant Jordi, cuando los floristas prevén repetir los seis millones de unidades vendidas, pese a que la celebración caiga en sábado.

El hecho de que la celebración sea en fin de semana complica las ventas a empresas y establecimientos, que se espera que compren hasta un 15 % menos, pero desde Mercabarna-flor han confiado en compensar esta caída gracias a la mayor afluencia de personas en la calle.

El precio de las rosas también tiende al retroceso, aunque se ha estabilizado desde el inicio de la crisis, y se moverá en un abanico de entre los 4 y los 12 euros, dependiendo de la ornamentación.

El presidente del Gremio de Floristas de Cataluña, Joan Guillén, ha animado a las empresas a no pasar de largo la Diada y a aprovechar días previos, como el viernes, para mantener la tradición.

"Aunque caiga en sábado, las floristerías están preparadas para poder ayudar a las empresas a hacer que este Sant Jordi sea más extenso y llegue a todo el mundo", ha apuntado.

Un tercio del total de las rosas que se comercializarán con motivo de esta fiesta tradicional catalana procederán de Mercabarna Flor, que a partir de la semana que viene comenzará a distribuir el producto a sus clientes para que preparen los adornos que acompañarán a las flores.

Guillén ha destacado que la Diada de Sant Jordi es una "fiesta" para los floristas porque les sirve para reivindicarse como un sector de "artesanos, creativos y profesionales".

El presidente de Mercabarna, Àngel Colom, ha detallado que este año se ha consolidado la presentación de las rosas de una forma más "sencilla y natural", con un predominio del color rojo y los rosados.

Así, la rosa que propone el mercado está adornada con materiales naturales, como la madera, la cuerda y el papel reciclado, así como materiales sin tinte.

Asimismo, para hacer las estructuras florales de Sant Jordi se usarán troncos, ramas o corteza de eucalipto, todo con el objetivo de darle "un aire 'vintage".

El 92 % de las rosas que salgan de Mercabarna-flor serán de importación, con un aumento de las procedentes de Colombia y Ecuador, en detrimento de las holandesas.

El presidente de la Asociación de Empresas de Mayoristas de Mercabarna-Flor, Miquel Batlle, ha apuntado que este año irrumpe con fuerza la "Rosa Explorer", que se caracteriza por su aspecto de terciopelo rojo y un tallo sin espinas.

Batlle ha recordado que las rosas son "productos vivos", por lo que necesitan una serie de cuidados básicos como agua y luz para conservarse.

Asimismo, ha recomendado no quitar los pétalos externos de la flor, aunque puedan parecer "feos", porque lo que hacen en realidad es protegerla y evitar que se abran demasiado pronto.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.