Reunión del BCE: Mario Draghi seguirá vistiendo el traje 'dovish'

mario-draghi--644x362

El Banco Central Europeo (BCE) celebrará su reunión de Consejo de Gobierno hoy miércoles sin que el cuadro macroeconómico haya cambiado. La debilidad que detectó el organismo en el arranque de año hizo que en la última reunión su presidente, Mario Draghi, utilizara un discurso mucho más acomodaticio de lo esperado y confirmara sin tapujos que la primera subida de tipos tendrá lugar a finales de año o a principios de 2020. Para este encuentro mensual, los expertos no esperan cambios importantes. 

Germán García Mellado, gestor de renta fija de A&G, confirma que "no esperamos decisiones de calado en materia de política monetaria, debido a los mensajes dovish dados tanto en la reunión de marzo como en declaraciones posteriores por parte de varios miembros del Consejo de Gobierno".

De la misma opinión es Franck Dixmier, director global de renta fija de Allianz Global Investors, quien asegura que "el horizonte para un alza de los tipos podría estar alejándose, debido a la incertidumbre sobre el crecimiento y las preocupaciones sobre una débil inflación. El BCE también está dispuesto a preservar la capacidad de los bancos para prestar a la economía de la zona euro", pero tampoco descarta que el BCE enfatice sus perspectivas de crecimiento incierto y las preocupaciones sobre las débiles expectativas de inflación como justificación de su política ultra acomodaticia.

"Cuando el próximo comité de política monetaria del BCE se reúna, el 10 de abril, esperamos que confirme su postura extremadamente moderada. Mario Draghi dio a entender lo mismo después de la reunión de marzo del BCE, cuando anunció la intención del banco de dejar las tasas de los depósitos sin cambios, en -0.40%, hasta al menos 2020. El Sr. Draghi fue aún más lejos durante una conferencia el 27 de marzo, donde declaró que estaba reflexionando sobre las formas de preservar el beneficio de los tipos negativos para la economía de la zona euro y al mismo tiempo mitigar sus efectos secundarios en los bancos.

Esto sugiere que el horizonte para un alza de tipos se está alejando, o incluso que la tasa de depósitos del 0.40% podría caer aún más en caso de una crisis. La rentabilidad de los bancos de la zona euro se está erosionando por lo que es efectivamente un impuesto de 40 puntos básicos sobre sus reservas, y el BCE está dispuesto a preservar la capacidad de los bancos para poder prestar a la economía. Esto plantea la posibilidad de que el BCE anuncie la implementación de una facilidad de depósito de varios niveles, similar a la establecida por los bancos centrales en Suiza, Japón, Dinamarca y Suecia. Bajo este esquema, el impuesto sobre las reservas adicionales de los bancos se activaría por encima de un umbral que es específico para cada institución.

Un aspecto relevante de la reunión será el debate que puedan tener los miembros del BCE respecto al escalonamiento de la tasa de depósito, medida que ya adelantaron que se estudiará en próximas fechas para suavizar el impacto que pueda tener en la banca la política de tipos negativos. Algo que pidieron el lunes las entidades alemanas. 

Lo más relevantes, las TLTRO 

García Mellado espera que tampoco espera que "haya una modificación adicional en el forward guidance de tipos, ni en los detalles técnicos de TLTRO III, que probablemente se anuncien en las reuniones previas a verano".

Desde Allianz Global Investors añade que estas nuevas preocupaciones también podrían reflejarse en los términos de la tercera ronda de operaciones de financiación a largo plazo (TLTRO 3), préstamos a bajo precio del BCE a bancos, que están previstos para septiembre. Los detalles aún no están disponibles, pero no nos sorprendería si la nueva facilidad TLTRO 3 del BCE les permite a los participantes pedir préstamos a un tipo más bajo que la tasa de refinanciación (es decir, una tasa negativa similar a la TLTRO 2).

Por último desde Bank of America explica que "noo esperaríamos muchas respuestas en este momento, pero es posible que recibamos algunas pistas sobre lo que se avecina sobre el calendario y los detalles de los TLTRO, los efectos secundarios de la política monetaria en los bancos, los niveles y los posibles recortes".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses