Macroeconomía

Reino Unido recrimina al Santander y al RBS no haber informado a sus clientes sobre los Seguros de Protección de Pagos

La entidad española envió recordatorios anuales con información incorrecta a más de 3.400 clientes de sus PPI hipotecarias desde 2012 hasta 2017

Una sucursal del Banco Santander

La autoridad de Competencia y Mercados en el Reino Unido (CMA) ha exigido a la filial británica del Banco Santander y al Royal Bank of Scotland (RBS) que enmienden sendas infracciones cometidas con relación a los llamados "seguros de protección de pagos" (PPI). En un comunicado difundido este viernes, la CMA indica que ha remitido a ambas entidades unas directrices que les exigen designar un organismo independiente para que supervise los procesos gestionados por los bancos relativos a esos seguros.

Los PPI fueron hace unos años motivo de escándalo en este país por tener unas cláusulas camufladas que hacían que el prestatario no se beneficiara del seguro cuando lo necesitaba. Tras una investigación llevada a cabo por la Comisión de Competencia en 2011, se emitió una orden legalmente vinculante por la que, entre otros requisitos, se obligaba a los bancos que habían suministrado esos seguros a enviar a sus clientes un recordatorio anual sobre las condiciones de dicho producto financiero.

En ese documento, debían estipular con claridad la cantidad pagada por las pólizas, el tipo de seguro que éstas otorgaban al cliente y se recordaba el derecho de cancelación del producto. Al término de su pesquisa, el organismo de Competencia británico concluyó que el RBS no proporcionó esos recordatorios anuales a casi 11.000 clientes durante unos 6 años. Los afectados no pudieron valorar completamente si querían continuar pagando esas PPI y muchos incluso ni siquiera habrían tenido constancia de que continuaban pagándolos.

Más de 3.400 afectados por el banco Santander 

En cuanto al Santander, la CMA indicó que ese banco infringió la orden, enviando recordatorios anuales con información incorrecta a más de 3.400 clientes de sus PPI hipotecarias desde 2012 hasta 2017. En el citado comunicado, la CMA recuerda que no se trata de la primera vez en que tanto el Santander como el RBS incumplen esa normativa y dice que a los dos bancos se les alertó de que debían mejorar sus prácticas relativas a las PPI en 2016. "Es inaceptable que algunos bancos no proporcionen recordatorios sobre las PPI, o que envíen algunos incorrectos ocho años después de que esa orden entrara en vigor", lamentó Adam Land, director de remedios, negocios y análisis financieros de la CMA.

El experto agregó que las "directrices legalmente vinculantes" emitidas hoy a ambos bancos servirán para "asegurar que tanto el RBS como el Santander juegan, ahora, siguiendo las reglas". "Se trata de asuntos graves que, en el futuro, podrían resultar en multas si el Gobierno nos confiere los poderes que hemos solicitado", agregó Land.

El RBS ya ha escrito a todos los afectados, recordándoles su derecho a cancelar sus PPI y, hasta la fecha, ha efectuado devoluciones a clientes por valor de más de 1,5 millones de libras (1,65 millones de euros).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.