¿Qué desea? Un doble irlandés con un sandwich holandés

tienda-apple--644x362

El "doble irlandés con el "sandwich holandés" es una técnica de planificación fiscal empleada por grandes empresas que implica una combinación de filiales irlandesas y holandesas para desplazar los beneficios a las jurisdicciones de baja o escasa tributación. Esta técnica se basa en enviar las ganancias, primero a través de una empresa irlandesa con destino a una sociedad holandesa para, a continuación, enviar el capital a una segunda compañía irlandesa de nuevo. Esta sencilla técnica ha permitido a las grandes multinacionales reducir en gran medida sus obligaciones fiscales, explican desde  Foster Swiss.

Esta técnica es solo una de las muchas que existen para poder proteger los activos de las empresas de la presión exterior a la que se ven sometidos por parte de las Administraciones. Esto implica una organización de las transacciones entre empresas subsidiarias para aprovecharse de la variación de los códigos tributarios de cada nación. El sector que principalmente recurre a estas técnicas es el tecnológico debido a que estas empresas pueden trasladar gran parte de sus beneficios a otros países mediante la ubicación de los derechos de propiedad intelectual en cualquier filial extranjera hacia donde se quieran dirigir las ganancias.

El doble irlandés con el sandwich holandés se considera una técnica muy agresiva de planificación fiscal. Sin embargo, es sabido que muchas de las empresas más grandes del mundo como Apple, Microsoft o Google se benefician de ello. En el ya fue objeto de críticas por parte de Estados Unidos y la Unión Europea cuando se descubrió la gran cantidad de miles de millones de euros que esta técnica puede mover exentos de impuestos.

Para realizar esta técnica se necesitan dos compañías irlandesas, una holandesa y una sociedad offshore domiciliada en algún paraíso fiscal. La primera empresa irlandesa se utiliza para recibir grandes derechos sobre bienes tales como los iPhones vendidos en Estados Unidos por ejemplo. Las ganancias en Estados Unidos y por tanto la base imponible para pagar impuestos se reduce drásticamente. Además los impuestos irlandeses son muy bajos por lo que el ahorro fiscal es notable. Debido a una laguna en el derecho irlandés las empresas pueden transferir sus ganancias libres de impuestos a una sociedad offshore en un paraíso fiscal.

La segunda compañía irlandesa se utiliza para trasladar el capital procedente de las ventas europeas. De esta forma también se ahorra en impuestos ya que los de Irlanda son los más bajos de toda la Unión Europea. Además puede enviar sus ganancias a la primera empresa irlandesa utilizando como intermediaria la holandesa. Si se realiza con éxito no hace falta pagar ningún tipo de impuestos. La primera compañía irlandesa posee ahora todo el dinero listo para ser enviado a la jurisdicción de baja tributación que desee.

Sin embargo, debido a la presión internacional en este asunto, el Ministro de Finanzas de Irlanda, en el 2015, ha aprobado una serie de medidas para rellenar las lagunas existentes y terminar con los dobles irlandeses y el sandwich holandés. Sin embargo, se podrá disfrutar de esta estructura, por lo menos, hasta el 2020.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.