Prosegur logra 1.100 millones de financiación sindicada

Prosegur ha logrado financiación sindicada por valor de 1.100 millones de euros, unos fondos que destinará al desarrollo de sus tres áreas de negocio (gestión de activos, seguridad y alarmas), y le permiten refrendar su fortaleza financiera, ha informado hoy la compañía.

La operación ha sido formalizada tanto por el grupo (200 millones) como por su filial Prosegur Cash (900 millones), que la compañía prevé sacar a bolsa próximamente.

Inicialmente, la operación se planteó para una financiación de 1.000 millones con posibilidad de ampliarla en 100 millones de euros en función de la demanda. Ante la elevada sobresuscripción, Proesegur ejerció la opción de ampliar hasta los 1.100 millones.

La financiación se estructura en tres tramos, el principal de ellos un préstamo de 600 millones de euros a tres años firmado por Prosegur Cash, que quedó asegurado en diciembre con seis bancos y que ahora se ha sindicado entre diversas entidades financieras nacionales e internacionales.

Como ya informó en su día, los fondos se emplearán para refinanciar deuda y amortizar el bono que Prosegur emitió en marzo de 2013 y que vence en 2018.

El segundo tramo, también suscrito por Prosegur Cash, consiste en una línea de crédito por un importe de 300 millones de euros a cinco años, que se destinará a usos generales corporativos.

El tercer tramo se instrumentaliza en una línea de crédito de 200 millones de euros a cinco años que Prosegur mantendrá en la matriz y que también se usará para usos generales corporativos.

Estas dos líneas de crédito sustituyen al anterior crédito sindicado de 400 millones de euros que Prosegur obtuvo en junio de 2014.

La financiación se ha concretado de acuerdo a condiciones de mercado competitivas y acordes con las características de grado de inversión de la compañía, según Prosegur, cuya deuda neta se mantiene estable ya que los fondos se dedicarán a la refinanciación de deuda existente.

Por su parte, Prosegur Cash avanza en su estructura de capital para situar su deuda neta en 1,4 veces sobre resultado bruto de explotación (ebitda), el equivalente a 520 millones de euros.

La operación sindicada ha sido coordinada por Banco Santander y City y entre las entidades participantes son: Abanca, Banco Popular, Banco Sabadell, Bankia, Bayern, Caixabank, Commerzbank, Deutsche Bank, ICBC, Kutxabank, Liberbank, Unicaja y Unicredit.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.