Otro paso más en el acuerdo comercial: China cancela una subida arancelaria a EE.UU.

Las dudas que el gigante asiático difundió sobre si cumpliría lo pactado en la primera fase del acuerdo comercial con Estados Unidos han quedado mitigadas por el momento

Donald Trump con Xi Jinping, presidente chino. EFE

Las dudas que China difundió sobre si cumpliría lo pactado en la primera fase del acuerdo comercial con Estados Unidos han quedado mitigadas. Al menos de momento. El gigante asiático se negó el viernes a responder preguntas sobre su compromiso con la premisa impuesta por Donald Trump de gastar al año 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses, lo que hacía peligrar el ansiado acuerdo que acercaba el fin de la disputa tras 18 meses. Pero este domingo el Gobierno chino ha dado un paso adelante y ha anunciado que cancela una subida arancelaria que tenía previsto imponer a bienes estadounidenses

"China espera, sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, trabajar con Estados Unidos para resolver adecuadamente las preocupaciones del otro y promover el desarrollo estable de las relaciones económicas y comerciales", dice el comunicado publicado por el Ministerio de Finanzas. No obstante, también informa que otros aranceles ya impuestos siguen vigentes.

El viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, anunció el viernes que los dos países habían llegado a un acuerdo inicial que aborda temas como la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para resolver disputas, entre otros. De forma prácticamente simultánea, el presidente estadounidense, Donald Trump, confirmaba el pacto a través de Twitter y anunciaba que no aplicará una nueva ronda de aranceles a productos chinos previstos para el 15 de diciembre.

La cancelación de esos aranceles es lo que ha provocado que hoy China anuncie que no aplica nuevos aranceles a productos estadounidenses, que hubiesen servido como represalia. 

Estados Unidos todavía mantiene algunos aranceles

Sin embargo, Estados Unidos mantiene aranceles del 25% a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5% a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares, ha informado Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior.

Por su parte, China aseguró que las dos partes se han comprometido a retirar por fases los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo durante la disputa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.