Linde avisa de que reducir la deuda al 60 % del PIB llevará "mucho tiempo"

El Gobernador de Banco de España, Luis María Linde, ha avisado hoy de que rebajar la actual deuda pública de casi el 100 % del PIB hasta el 60 % "llevará mucho tiempo", y ha aseverado que la única forma es no tener déficit público.

En su última comparecencia en el Senado como gobernador del Banco de España, Linde ha insistido en la necesidad de cumplir con la consolidación fiscal y los objetivos de déficit público, no por tener que obedecer a las instituciones europeas sino "porque interesa como país".

Linde ha recordado que España ha pasado en 11 años de tener un ratio del 38 % de deuda pública respecto al producto interior bruto (PIB), similar al de Finlandia, a ser casi del 100 %, y ha advertido de que "suponiendo que incluso todo vaya bien, reducir estos niveles llevará un número de años".

Ha aseverado que "deber casi un PIB" es una situación vulnerable y delicada ante cualquier perturbación que pueda registrarse en el mercado de capitales.

"Cualquier evento o perturbación grave le puede afectar mucho", ha dicho en referencia a la economía española, tras insistir en que es fundamental reducir el déficit, ya que es la única vía para no seguir incrementando el endeudamiento.

Linde también se ha referido a los ingresos estimados en los Presupuestos de 2018 y ha dicho que es "difícil" pronunciarse sobre su previsión de cumplimiento, ya que las exenciones fiscales son muy complicadas y, a veces, no son firmes en el tiempo, con lo que ha señalado que habrá que estar atentos a ver su evolución por si hay que tomar "medidas de compensación".

El gobernador que hoy ha querido agradecer a los senadores su consideración hacia él durante sus seis años de mandato, ha señalado también que para mantener en el tiempo el actual "triángulo virtuoso", compuesto por un fuerte crecimiento económico, del empleo y por un superávit exterior, es clave seguir reduciendo el desempleo y mantener la competitividad empresarial.

En cuanto a la política monetaria ha apuntado que todo parece indicar que el Banco Central Europeo (BCE) irá suavizando la medidas expansivas, aunque también dependerá de si la inflación real se acerca a la previsión del 2 % que marca el supervisor bancario europeo.

No obstante, ha considerado que cualquier corrección debe hacerse lentamente para evitar sorpresas en los mercados.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.